La Continuidad de La Muerte


En La Reforma de Mexico del 10/01/21 vi un artículo titulado “Desborda Covid los crematorios” en el que detallaban cómo debido a las muertes por Covid los crematorios y funerarias de la Ciudad de México, de Guadalajara y Monterrey ya no podían con la cantidad que estaban manejando. El negocio inicialmente se había vuelto muy rentable, pero ya se volvió un problema que nos afectará a todos y que de no atenderse podría traer consecuencias nefastas para el sector. Y fué inevitable recordar mientras leía esa noticia el libro “Las Intermitencias de La Muerte” de José Saramago, en el que ese mismo sector de las funerarias reclamaba al gobierno del país donde la muerte decidió no llevarse a más nadie, que tomara acciones urgentes ya que sin tener muertos el negocio estaba por desaparecer.

Por lo visto, el equilibrio no es algo propio de la vida sino también de la muerte, y en cualquiera de esos extremos somos muy susceptibles al impacto.

Adiós 2020


Photo by Dawid Zawiła on Unsplash

Me encanta cuando alguien se presenta como “Autor” o “Escritor”. Eso implica que tiene al menos un libro, y que basado en ese hecho genera contenido en otros medios.

Desde hace mucho tiempo mantengo como plan escribir un libro, y en 2020 uno de mis objetivos era terminarlo, lo cual no sucedió, pero no fué que se quedó sólo como objetivo, sino por el contrario le dediqué mucho tiempo. Entre las cosas que hago al final de un año es ver en perspectiva como estuvo, y me encontré con sorpresas como estas:

  • Leí 52 libros (casi 10000 páginas). Leer es fundamental para desarrollar la habilidad de escribir y en mi caso trato de leer libros que recomiendan personas a las que sigo por distintos medios, pero tambien busco algunas joyas que, cual tesoros, permanecen escondidas para ser descubiertas por casualidad. Entre los libros que más me gustaron están:
    • Creativity, Inc. Ed Catmull
    • Meditaciones. Marco Aurelio
    • Every Tool’s a Hammer: Life is what you make it. Adam Savage
    • Dare to Lead. Brené Brown
    • Atlantis Stolen. Christopher Cartwright
    • Leaders Eat Last. SImon Sinek
    • Indistractable: How to control your attention and choose your life. Nir Eyal
    • Herbie. Rich Cohen
    • The Unicorn Project. Gene Kim
    • Bad Blood: Secrets and Lies in a Silicon Valley Startup. John Carreyrou
    • Born to Win: Find your success code. Zig Ziglar
    • Fuera de Serie. Leonardo Padrón
    • Y colorín colorado este cuento aún no se ha acabado. Odín Dupeyrón
    • Agent 355. Marie Benedict
    • Arráncame la Vida. Angeles Mastretta
    • Becoming Superman. J. Michael Straczynski
    • Unbroken: A World War II Story of Survival, Resilience and Redemption. Laura Hillenbrand
    • Linchpin: Are You Indispensable?. Seth Godin
    • A Promised Land. Barack Obama
    • The Infinite Game. Simon Sinek

Con respecto a escribir, dedico todos los días tiempo a hacerlo, lo cual me llevó a:

  • Escribir 320 páginas en mi diario (manuscritas).
  • Llenar más de 1100 páginas en los cuadernos donde llevo los detalles de la oficina (uso el método del Bullet Journalling – BUJO).
  • Escribir a mano casi 200 páginas de mi libro, lo cual equivale como a 120 transcritas, y voy un poco mas adelante de la mitad.
  • Publiqué un artículo por semana algunas veces en LinkedIn y otras aquí en mi blog, pero conformé un backlog de ideas que se convertirán en otros artículos, mas los que fui escribiendo y esperan por salir a la luz.

Definitivamente escribir es una de mis pasiones y a pesar de todas las circunstancias por las que pasamos en 2020 fué un gran año para mi. Y lo mejor es que tengo todo el 2021 para seguir profundizando en mis objetivos. Por ello estoy trabajando en un nuevo espacio donde voy a compartir mis ideas sobre temas relacionados con mi experiencia así como otros proyectos que desde hace mucho tiempo he venido trabajando.

En algún momento en el 2020 tuve la oportunidad de compartirle a una amiga que estaba escribiendo un libro que tocaba un tema sobre el que estábamos hablando, y ella se quedó así como congelada, ante lo cual le dije que el hecho de escribir un libro no quería decir que fuese bueno ni que me hiciese famoso y millonario, pero que igual con todo gusto se lo compartiría una vez lo termine. Al respecto puedo decir que hay formas más sencillas de alcanzar fama y fortuna, pero las mejores son cuando se logran sin ser el objetivo y como resultado de la constancia.

Por ahora sueño con el momento en el que imprimiré el primer borrador de mi libro. Apenas será el comienzo de otra larga jornada de trabajo, pero el tener en mis manos lo que tanto he soñado será un evento muy especial. Y la lección es que a pesar de las circunstancias siempre tenemos formas de alcanzar la felicidad. Sólo hay que atreverse no sólo a soñar sino a seguir sus sueños.

La Cercanía por la Distancia


Photo by Compare Fibre on Unsplash

Llevar la contraria es uno de nuestros comportamientos. Algunos lo hacen por temas hormonales, otros porque sencillamente así somos. Y para activar ese comportamiento no hay nada mejor que establecer una restricción.

Este año nos trajo una de las restricciones mas difíciles y de la que nunca nos pudimos ni siquiera imaginar: el distanciamiento social. Esto permitió ver cuan extraordinario es lo cotidiano, como estar cerca de la familia, amigos, compañeros de clases y de trabajo, y le dió una dimensión totalmente nueva a la necesidad de estar cerca, por lo que desarrollamos formas que antes de todo ésto hubiésemos considerado hasta ofensivas. Un “zoompleaños”? Ni al peor enemigo, pero aprovechamos la novedad para celebrar con amigos y familiares con los que teníamos años sin contactar precisamente por la distancia, física principalmente, que nos separaba. Eventos que pasaban desapercibidos pasaron a formar parte importante de nuestras vidas como una buena razón para ir en contra del distanciamiento obligado en el que vivimos. Y al menos en este caso, el llevar la contraria es de lo mejor que hemos hecho, ya que en medio de la pandemia nos permitió acercarnos mucho más gracias a la distancia.

Tradiciones


Serie: Perspectivas

Hay momentos que forman parte de nosotros, que nos definen, sobre todo los que repetimos y que se convierten en tradición. En éstos días en los que nos reunimos en familia a preparar las Hallacas, recuerdo con mucha emoción cada una de las oportunidades en que lo hicimos, y cómo mis Padres crearon esos recuerdos mágicos que siempre estarán en mi. Ahora estos nuevos recuerdos no sólo quedan en mi, sino que forman parte de los de mi Hija.

Mi hermano con una hoja que seguro me pasaba para limpiarla por alla a finales de la decada de los 70
Mi hija haciendo lo mismo 40 años después…

Lo que Somos


Serie: Perspectivas

En estos días, y particularmente luego de un año como el que está finalizando, las emociones están a flor de piel. Mucho ha sucedido para todos; algunos estamos lejos de la familia por distintas razones, otros estamos a una distancia infinita físicamente hablando, pero más cerca que nunca de aquellos que nos han dejado. Y teniendo la oportunidad de contar con un registro inmenso de muchos momentos que mi papá capturó, y que es la mejor herencia que tengo, están estos momentos casi olvidados de felicidad que viví. Y así tenemos miles, millones de momentos en los que independientemente de las circunstancias disfrutamos de ser felices, y que sin lugar a dudas conforman lo que somos…

Descanso Dominical


Serie: Perspectivas

El domingo representa todo un reto desde mi punto de vista. Es el día de cerrar el proceso de recuperación, por lo tanto de prepararse para la semana que inicia. En mi caso, paso por distintas etapas los domingos: relajación, susto, desesperación, incertidumbre. Lo he ido manejando pero no logro dominarlo por completo.

De los días en los que simplemente salía a ver qué capturaba con mi cámara es ésta composición. Tomada un domingo de paseo en el Parque del Este (Caracas, Venezuela); un sitio con una magia especial. Para mi, un ejemplo de que a pesar de las circunstancias siempre hay espacio para la relajación y el disfrute de cada momento.

Foto de Fernando J. Castellano Azócar

Día del Profesor Universitario


Quienes hemos tenido la oportunidad de egresar de una Universidad, sabemos lo importante que es la relación con nuestros Profesores. A ellos les confiaron nuestros Padres lo más preciado que tenían, justo en un momento en el que la incertidumbre es máxima, y la madurez apenas comienza a aparecer. Andábamos como zombies siguiendo nuestro instinto, conociéndolo por primera vez sin la guía cercana de nuestros Padres, lo cual es un proceso muy complicado, pero nos recibieron las personas que tienen la mayor esperanza y voluntad, quienes están convencidos de que cada uno de nosotros era un trozo de carbón con altas posibilidades de convertirse en diamante. Y precisamente sólo bajo la presión constante y bien manejada logramos alcanzar la meta compartida con ellos y nuestras familias.

En ese proceso nos guían para ser personas de bien, con una formación que nos provee lo necesario para hacer de este mundo el mejor posible. Unos más cercanos, otros más intensos, pero en general al ver en perspectiva todo lo que de ellos obtuvimos entendemos el impacto positivo de su influencia en nuestras vidas.

En mi caso, recuerdo a todos y cada uno de mis Profesores. En unos casos he logrado entender que lo que en su momento asumí como una herida inflingida como algo personal no fué más que mi encuentro con la realidad, presentada sin adornos como luego me tocaría enfrentarla a través de las habilidades desarrolladas a partir de ese momento. En otros, la misma conclusión pero por métodos mas cercanos, con lo que se construyeron lazos que aún luego de tanto tiempo permanecen presentes y muy estimados.

Cualquiera puede decidir adquirir conocimiento, más en estos días en los que tenemos tantos medios disponibles, pero solo los que tuvimos la oportunidad de formar parte del semillero de esperanza de un Profesor Universitario podemos llegar a alcanzar nuestras metas guiados por la voluntad y experiencia que nos compartieron e hicieron parte de nosotros.

Hoy 5 de Diciembre, cuando se celebra el Día del Profesor Universitario en Venezuela, conmemorando la aprobación de la Ley de Universidades en el año 1958, les envío un gran abrazo a todos y cada uno de los miembros de ese Gremio, alentándolos a que no desmayen en esa vocación que tienen. Cada uno de sus alumnos somos la prueba del impacto de sus esfuerzos, y representamos la seguridad de la continuación de su legado en el tiempo.

La Emoción del Sueño Compartido


Justo antes de cerrar la sesión del segundo día del Webinar que planificamos, decidí compartir un sentimiento que me embargaba luego de haber compartido mi parte con todos los asistentes. Mientras decía que lo que compartíamos era parte de un sueño que había comenzado al menos 30 años atrás, comencé a sentir un gran nudo en la garganta, el cual tuve que aclarar para lograr terminar sin que las lágrimas aparecieran. Y es que hacer algo que hace tantos años tuvimos la oportunidad de soñar, realmente se convierte en un punto de quiebre.

Sin lugar a dudas la constancia de Joycer ha sido el motor qye se mantuvo andando, dejando abierto el espacio que luego las circunstancias hicieron que conformara un equipo que ya ensamblado era muy poco probable que no lográramos cualquier plan que definiéramos. Pasamos muchas semanas definiendo el objetivo, planificando los detalles, pero sobre todo compartiendo un sueño. Y nos llegó el día, y nos fué espectacular!. Como sucede con todas las primeras veces, rompimos el velo de la incertidumbre; identificamos las oportunidades y logramos nuestro objetivo.

Ahora vamos por la consolidación del sueño alcanzado. Mi agradecimiento a Mabel, José, Pedro y por supuesto a Joycer por darme la oportunidad de ser parte de éste equipo. Reitero lo que compartí en ese momento de cierre tan emotivo: lo que ofrecemos es nuestra experiencia acumulada para apoyar en el logro de muchos otros sueños.

La Vinotinto en Cachamay


Serie: Perspectivas

Un viaje de trabajo, un juego de La Vinotinto en la misma ciudad contra un equipo importante. Una invitación que le hacen a quien no es fanático para estar en un palco VIP. Son de esas cosas que afortunadamente me suceden, estar en el sitio correcto, en el momento correcto. La Ciudad: Puerto Ordaz; el estadio: CTE Cachamay.

Foto tomada por Fernando J. Castellano Azócar

Plaza Francia


Serie: Perspectivas

Hay sitios que son especiales. Algo nos hace tenerlos presentes como una referencia. En este caso la Plaza Francia, en Altamira, lugar de visita casi obligada ya que mucho de lo que hacía requería que pasara por cualquiera de las calles que la rodean.

Esta imagen la tomé en una edición de la Feria del Libro que se hacía allí. La caida de agua parece detenida, como en espera de mi regreso, que sin dudas sucederá.

Plaza Francia – Imagen tomada por Fernando J. Castellano Azócar