Reflexión de la semana: Asombro!

noviembre 26, 2016

reflexionesUno no puede perder la capacidad de asombro. Es como una fuerza que lo hace a uno moverse. A veces avanzar, a veces retroceder, pero al final es una fuerza que, si se aprovecha bien, sin lugar a dudas ayuda a avanzar hacia las metas que se tienen. La semana la comencé con esta frase de Dan Miller: “Don’t wait on perfect conditions for success to happen; just go ahead and do something“. Es como una costumbre, quizás de defensa ante la posibilidad de fracaso, que uno espere por condiciones perfectas para poder enrumbarse en un plan de acciones. Recuerdo cuántas veces el Sr. Luis (uno de mis jefes) decía “lo perfecto es enemigo de lo oportuno”. Las circunstancias siempre están cambiando, y uno solo debe estar preparado para cuando le lleguen poder aprovecharlas. Luego, encontré esta frase de Wayne Dyer: “The only limits you have are the limits you believe“. Wayne Dyer es una de las personas que mas admiro, y aquí les dejo el enlace a “El Cambio“, una película para que ingresen en su mundo. En mi caso me ha asombrado como he descubierto que efectivamente muchos de los límites que uno asume son los que yo mismo he creado y alimentado durante muchos años. Descubrirlos ha sido mas fácil que asumirlos y atacarlos luego de ello. Es un proceso, una opción que siempre se tiene disponible, pero que depende únicamente de uno mismo. No hay excusa. Luego, nos llegó la noticia de la muerte del papá de mi comadre Cecilia, el Dr. Arturo Cuesta. Fueron muchos momentos fantásticos los que compartimos con él. Su forma de hablar, de ser, siempre me gustó, y por mi forma de ser, pues me encantaba hablar con él, y como psiquiatra siempre sentía que estaba analizándome y preguntándose de donde había salido yo y sobre todo cómo había sobrevivido en este mundo. Siempre le hacía chistes con el hecho de que estaría escribiendo una enciclopedia psiquiatrica solo con lo que hablaba conmigo. Siempre recordaré esos momentos, y al enterarme se me hizo evidente compartir esta frase de Maya Angelou: “People will forget what you said. People will forget what you did, but they will never forget how you made them feel“. Dios lo tendrá siempre en la Gloria Dr. Arturo!

Muchas veces uno ve a otros como “exitosos”, y se pregunta cómo lo hicieron. Hay que desligarse de los límites autoimpuestos, y hacer uso de las lecciones de vida que comenta Kristi Yamaguchi en su frase: “Focus, discipline, hard work, goal setting and, of course, the thrill of finally achieving your goals. These are all lessons in life“. Al hacerlo, se vivirá asombrado de los resultados que se obtienen. Y en esa lucha diaria que se debe dar uno interactúa con tanta gente, y muchas veces se viene a la cabeza esa pregunta de cómo lo verán a uno; y ante esa circunstancia, se trata uno de adaptar, pero lo importante del tema lo expresa Shelly-Ann Fraser-Pryce en su frase: “A person’s view of you is not important. What is important is your view of yourself“. Y sobre como nos vemos nosotros mismos, y particularmente en mi caso, siempre recuerdo como mi papá me decía “piensa tres veces antes de hablar”, y luego, con el paso del tiempo, he aprendido que no es sólo lo que uno pueda decir lo que resulta importante, y esta frase del Dalai Lama resulta perfecta para complementar el comentario: “When you talk, you are only repeating what you already know. But if you listen, you may learn something new“. La frase de mi papá la complemento, entonces, como “piensa 3 veces lo que vas a decir, y en el interín, escucha…”. Uno puede hacer lo que quiera, pedir lo que sea, pero al final, lo que va a suceder mañana depende en gran parte de nuestras acciones, así como también de la voluntad de Dios, y en ese sentido, una frase de Jesucristo como recordatorio: “Take therefore no though for the morrow: for the morrow shall take thought for the things of itself“.

No sabemos que nos tiene deparado el futuro, pero si podemos trabajar, muy duro, para estar preparados y aprovechar las oportunidades que se nos puedan presentar. No es importante lo que piensen de nosotros, sino cómo nos veamos, siempre buscando vernos como somos, para lograr estar en armonía con nosotros mismos. Y al final, siempre nos recordarán por cómo hicimos sentir a los demás. No es cómo somos, ni lo que hacemos, sino cómo impactamos en la vida de los demás lo que crea nuestra huella.

Anuncios

GERENCIA CUÁNTICA: UNA VISIÓN EMERGENTE PARA LAS ORGANIZACIONES

noviembre 26, 2016

El título de este post corresponde al de un libro. Un libro que tiene la particularidad de que, aparte de su contenido y proyección, el Dr. Rubén Bravo me concedió el honor de hacerle el prólogo. Es de esas sorpresas que te dá la vida, esos sueños que sí se hacen realidad. Así que sin más preámbulo, les dejo el prólogo, y el enlace al libro, esperando sea de su agrado e interés como lo es sen mi caso. Y pronto tendremos más sobre el tema!

51og1qlgoolEntre el siglo XX y el XXI, hemos podido observar cambios radicales en los conceptos y formas de hacer las cosas. Las organizaciones han “evolucionado”, requiriendo una adaptación de quienes las conforman y dirigen a sus nuevas formas. Los avances tecnológicos permanecen como factores de presión que prácticamente obligan a ese proceso de adaptación, del cual sobreviven sólo las organizaciones (y por supuesto quienes las componen) que logran adaptarse en forma exitosa; sin embargo, ha permanecido ese concepto cuantitativo-reduccionista basado en el paradigma cartesiano-newtoniano. Según este, basado en los enunciados de Copérnico, Galileo, Descartes y Newton, todo puede ser explicado a través de la matematización de la naturaleza y el control experimental de los fenómenos, lo cual representa la base fundamental que sostuvo (y en algunos casos lo sigue haciendo) de esos avances. Pero para quienes tenemos oportunidad de vivir inmersos en las realidades de las organizaciones actuales, se hace evidente la necesidad de “algo” que termine de proveer las herramientas necesarias para una conducción efectiva de las mismas. La sola aplicación de los conceptos gerenciales modernos no logra llevar a los resultados propuestos. El entramado multidimensional al que se está sometido, mucho más profundo con el surgimiento de las herramientas post-modernas como lo son las redes sociales y la inmediatez de las comunicaciones, presenta un reto inmenso a quienes se preparan para liderar el quehacer diario de las organizaciones a las cuales pertenecen. Ya no es suficiente contar con un gran cúmulo de conocimiento, e incluso la experiencia se hace inútil en los casos en los que cambian algunas variables o condiciones con respecto a las que permitieron su construcción, de manera que se identifica un espacio vacío que pareciera poder llenarse con “algo” no disponible.

Ante el hecho de la construcción del marco en el cual se desarrollan las organizaciones modernas basado en ese paradigma cartesiano.newtoniano, surge, a partir del año 1900 con la introducción por parte del físico alemán Max Planck (1858-1947) de la teoría cuántica, un nuevo marco conceptual que permitirá el desarrollo de la organización post-moderna. Esta nueva organización requerirá, entonces, estar conformada por quienes adopten un pensamiento ya no determinístico sino probabilístico que conlleve a las organizaciones a las cuales pertenecen a comportarse como seres vivos, más que como máquinas. En ese sentido, en este libro Ruben Bravo analiza la evolución de esas bases seculares que conformaron la organización moderna, y el impacto del advenimiento del pensamiento post-moderno, para entonces plantear el concepto de Gerencia Cuántica como método para llenar esa fisura epistemológica, ese “algo” que se hace tan evidente que se requiere para la evolución de las organizaciones modernas a un pensamiento post-moderno que, de ser aceptado, ofrecerá mayores oportunidades a alcanzar los resultados planteados por medio de la consideración de aspectos que hasta ahora simplemente no se tomaban en cuenta bajo la óptica del modelo basado en la física clásica.

Este viaje por el cual nos conduce el autor que va desde los comienzos de la física clásica, hasta los últimos avances de la física cuántica como base para el desarrollo del concepto de Gerencia Cuántica permitirán al lector encontrar muchas respuestas a preguntas diarias sobre el origen de las actividades que realizamos hoy en día como parte de la organización moderna, y ofrece una visión al futuro de acuerdo a los planteamientos de la física cuántica que resulta mucho más natural y aceptable, así como presenta el perfil que requerirá todo aquel que pretenda alcanzar el éxito en esa organización post-moderna representado en el Gerente Cuántico.

 

Reflexión de la semana: Equipo

noviembre 12, 2016

reflexionesHoy en día se ha vuelto un lugar común hablar de equipo, y por supuesto, inevitablemente, de liderazgo. Y quizás el problema al que nos enfrentamos en esta etapa de trabajo en equipo y liderazgo es que esperamos que los resultados sean algo exógeno a nosotros, algo propio “del equipo”, de manera que al no alcanzarlos, delegamos la responsabilidad o los motivos al hecho de que los demás no tuvieron la misma disposición de trabajar en conjunto que tuvo uno. Siempre es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio, reza el dicho popular, pero en la medida en que entendamos, y mejor aún, que actuemos con la disposición de darlo todo en lo individual, demostrando con nuestro ejemplo el potencial que tiene el equipo al que pertenecemos si todos hacemos lo mismo, inevitablemente obtendremos los resultados planteados; y si no, pues podremos estar orgullosos de que dimos todo lo necesario y que fuimos honestos con quienes compartimos la aventura.

Es muy fácil escudar la falta de acción en función de las reglas establecidas, pero cuando de alcanzar las metas se trata, en muchas oportunidades se debe luchar en función de modificar el marco establecido. En ese sentido, esta semana comencé con la frase de Vishen Lakhiani: “There´s a big difference between bending to life’s necessities and blindly accepting that you must live your life according to preconceived rules“. No se trata de ir en contra de todo, sino de entender cuales son las razones que impiden avanzar en el camino hacia la meta, y actuar. Esto puede significar, en el entorno de un equipo de trabajo, simplemente hablar con alguien, conocer de sus circunstancias, ver más allá de lo que parece evidente. Los estoicos nos dejaron una gran herencia en cuanto a conocimiento se refiere, y de Seneca escogí esta frase: “We like to say that we don’t get to choose our parents, that they were given by chance – yet, we can truly choose whose children we wish to be“. Ciertamente, no escogemos a nuestros padres, pero sin lugar a dudas podemos decidir qué hijos queremos ser, lo cual aplica no sólo en el ámbito familiar, sino en el referente a un equipo al cual pertenezcamos. Quién vamos a ser, que aporte vamos a dar, es una decisión que tomamos nosotros. Independientemente de los factores externos, está en nuestro total control la actitud con la cual vamos a enfrentar todo reto o circunstancia que se nos presente, y al final, no será responsable “el equipo”, sino nosotros, cada uno de sus miembros, de los resultados que obtengamos. Por ello es imprescindible conocerse, ser honestos primero con nosotros mismos, para luego poder ser honestos con nuestros compañeros, de manera de poder establecer relaciones de confianza que, sin lugar a dudas, terminarán llevando a todos a la meta común.

La siguiente frase fué una reacción ante las circunstancias. Maximilien Robespierre nos dice: “The secret of freedom lies in educating people, whereas the secret of tyranny is in keeping them ignorant“. Muy a menudo nos vemos sometidos a circunstancias que nos presentan grandes riesgos, así como oportunidades. Por alguna razón, nos es más fácil identificar los riesgos como excusa ante la inacción producida por la incertidumbre; y cuán difícil es identificar las oportunidades. Ante la inquietud por el riesgo percibido, no queda más remedio que esperar que el tiempo muestre si teníamos razón en nuestra percepción, o trabajar en función de disminuir el riesgo, pero esto último no siempre es posible, por lo cual la única opción es esperar, y en mi opinión, hay que hacerlo con la mayor convicción de que las cosas serán como esperamos, y no como tememos. Ante esas circunstancias, donde poco podemos hacer para mitigar el riesgo, debemos hacer un gran esfuerzo y seguir adelante con nuestras vidas, siempre pendientes de lo que suceda, y evaluando si hay alguna posibilidad de participación. En tal sentido, no me queda otra cosa más que confiar en lo que Irving Berlin expresó en su canción “God Bless América” (y que nos bendiga a todos los demás países del mundo también).

Siguió Michael Eisner con su frase: “Failure is good as long as it doesn’t become a habit“. Mucho se ha dicho y escrito acerca del fracaso, y en mi opinión, no se debe temer a alcanzarlo. Lo que hay que preveer es que no podemos ir de fracaso en fracaso en forma contínua. En la historia hay miles de relatos acerca de aquellos que luego de muchos fracasos lograron alcanzar el éxito de sus vidas, y uno mismo tiene sus propias historias al respecto. Lo importante es tener la capacidad de evaluar las circunstancias e intentar nuevamente, pero con algún cambio, porque como dijo Einstein: “Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados“. La siguiente frase, de Jay Danzie, me es muy familiar y cercana: “Your SMILE is your LOGO, Your personality is your BUSINESS CARD, How you leave others feeling after having an experience with you becomes your TRADEMARK“. Mi mamá en muchas oportunidades me dijo que yo la desarmaba con la sonrisa, siempre presente, y afortunadamente siempre he podido mantenerme con una actitud positiva y ofreciendo mi mejor sonrisa a la mayoría de las circunstancias de la vida. Incluso, y me pasó hace poco, en los momentos en que estoy muy nervioso, muestro una sonrisa y hasta me río, lo cual en ciertos momentos resulta difícil de entender (y mucho más de explicar). En los Scouts aprendí que “[el Scout] siempre canta y sonríe en sus dificultades”, y siempre ha sido mi forma de actuar. Y resulta ser una actitud importante cuando se esta en un equipo y se enfrentan momentos difíciles. Al final, esa experiencia es la que se dejará en cada una de las personas con las cuales interactuamos, y, en mi opinión, es mejor que te recuerden por tu sonrisa y buena actitud.

Y para finalizar la semana, nuevamente los estoicos me alumbraron el camino. Epicteto me impactó con su frase: “The greater the difficulty the more glory in surmounting it. Skillful pilots gain their reputation from storms and tempests“. Siempre estaremos enfrentados a circunstancias difíciles, y está en nosotros aprender a lidiar con cada una de ellas. La duda y el temor nos acecharán, pero si nos preparamos, podremos utilizarlos en nuestro favor. Y en un equipo de trabajo, ante las dudas que surjan de la posibilidad de éxito, hay que comenzar remontando nuestros temores para infundir al resto la confianza en sobreponerse a las circunstancias. Y lo importante es que cada uno de nosotros está expuesto a ser quien lidere en esos momentos al equipo, por lo cual se debe tener la confianza en las capacidades propias. Las oportunidades no siempre vienen en forma de lámpara mágica, y de lo que muchos piensan que son las peores circunstancias podemos resultar uno de esos líderes casi mitológicos. Sólo hace falta que estemos dispuestos a arriesgarnos, que confiemos en nuestra preparación, que seamos absolutamente honestos, y que tengamos la humildad siempre requerida para destacarnos no sobre los demás, sino sobre las circunstancias.

Reflexión de la semana: Confianza

noviembre 5, 2016

Confianza: Esperanza firme que una persona tiene en que algo suceda, sea o funcione de una forma determinada, o en que otra persona actúe como ella desea. Seguridad, especialmente al emprender una acción difícil o comprometida.

reflexionesEn la vida se van presentando circunstancias, y en base al cúmulo de conocimientos y experiencia que se tiene, se van atendiendo y, cuando es necesario, resolviendo. Por lo general uno se la vive preparándose para lo que le depare el futuro, en una especie de misión suicida continuada, ya que no se tiene ni la menor idea de si el conocimiento o la experiencia que se está adquiriendo va a ser de utilidad. Es algo así como cuando uno se compra un vehículo 4×4, aún cuando jamás en la vida ha ido más de 100 metros a la redonda de un estacionamiento asfaltado, pero se siente uno tranquilo porque “si llega a presentarse la necesidad”, pues se tiene “la mocha” para meterse por donde haga falta (claro, si no se trancó por falta de uso). Pero, cuando llega la oportunidad, entonces uno termina impresionado de cuanto conocimiento y experiencia se tiene. Y lo que más me llama la atención es, precisamente, que uno termina viendo que tiene una mayor capacidad de la que se imaginaba disponible, lo cual es un reflejo del nivel de confianza que se tiene en uno mismo. En ese sentido, comencé la semana con una frase de Stan Beecham: “We do what we think we can do. We don’t attempt what we think we are incapable of.“. Hay que escucharse, entenderse y tenerse confianza de que se podrá hacer lo que se le presente, y de esa manera al menos tomar la decisión en forma oportuna sobre si se ataca o se esquiva la situación. Steven D. Levitt & Stephen J. Dubner siguieron con su frase “Don’t listen to what people say; watch what they do.“. Siempre habrá en el camino quienes te dicen mil maneras de cómo hacer las cosas “bien“, por lo general en un tono de crítica, pero al ver la consistencia entre lo que dicen y lo que hacen, se encuentran inmensas distancias. Por ello, se hace imprescindible la seguridad que tengamos de que estamos haciendo las cosas bien de acuerdo a nuestra experiencia, por supuesto, con la disposición a escuchar los consejos que siempre son de utilidad, pero con la confianza de que alcanzaremos las metas establecidas. Y, recuerdan esa película donde actúan Tom Hanks y Leonardo DiCaprio que se llama “Atrápame si puedes“, donde DiCaprio hace de un falsificador que al final termina trabajando para el FBI? Pues en la vida real, ese personaje se llama  Frank Abagnale Jr., de quien publiqué la frase: “It’s not what a man has but what a man is that’s important. I know who I am and what I am, and that’s what counts, not what other people might think of me.“. Muy relacionado con la frase anterior, es importante estar claro y a la vez orgulloso de quien se es. La vida trata de estar siempre evolucionando, pero en cada momento, debemos saber y tener confianza en quienes somos. No nos debería importar lo que se diga de nosotros basado en lo que tenemos, lo que hacemos o lo que logramos. Nadie conoce mejor que nosotros mismos el camino que decidimos recorrer, por lo cual es fundamental que, una vez decidimos la ruta, nos mantengamos en forma autónoma tomando las decisiones que nos corresponda, siempre convencidos de que es la mejor decisión. Y si resulta que no lo fué, pues corregir pero siempre seguir hacia adelante. Me causó mucha impresión la frase de Nassim Nicholas Taleb: “Missing a train is only painful if you run after it! Likewise, not matching the idea of success others expect from you is only painful if that’s what you are seeking.“. Recientemente, y por el proyecto que también llevo relacionado al éxito, he estado invitando a quienes quieran participar a mostrar las distintas formas que tiene el éxito. Aunque ya el ejemplo ha perdido mucho valor, el éxito no es simplemente llegar a ser como Donald Trump. Todos, absolutamente todos, somos exitosos en lo que hacemos y vivimos, y debemos sentirnos orgullosos de ellos. Siempre habrán barreras que nos encontremos, pequeños fracasos que no son más que oportunidades para aprender, ampliar nuestra experiencia, y reducir la probabilidad de que nos vuelva a suceder en el futuro. Pero es fundamental tener muy claro (o al menos claro) lo que buscamos y hacia donde vamos, y aferrarnos a nuestra capacidad para alcanzar esa(s) meta(s), muy a pesar de lo que nos puedan decir a través de las críticas. Y para cerrar la semana, Albert Einstein, ese mítico personaje, con una frase de mucho peso: “Those who have the privilege to know have the duty to act.“. La complicidad se alcanza con tan solo omitir la acción. Y si se hace a pesar de saberse dueño de alguna forma de aporte o solución, peor la situación es. Luego de las consecuencias no tiene sentido decir que se sabía que eso iba a ocurrir. La participación oportuna tiene que ser la punta de lanza de aquellos que se saben con la razón, aún cuando la misma tenga que ser sometida al examen público, que no tendría problema alguno si se confía en las razones por las cuales se asume que se tiene. Y la confianza juega un papel primordial, ya que se debe tener no sólo para dar ese paso al frente y realizar el aporte en beneficio de la solución de la situación planteada, sino para que, en caso de estar equivocado, aceptar la razón, corregir y seguir avanzando. Y al respecto, esa confianza que se debe tener uno mismo se expresa perfectamente en esta frase de Sonja Henie con la cual cierro esta reflexión: “The world never puts a price on you higher than the one you put on yourself

Compartiendo con los Muertos

noviembre 4, 2016

Desde que llegamos a Mexico, el Día de los Muertos se nos presentó como un hito importante en las celebraciones del año. En la medida en que se fué acercando la fecha, más se veía la preparación al respecto. Y, en mi caso, recordaba la película de James Bond en la que una de las escenas se realiza en el medio de la celebración de esa festividad, lo cual hacía más interesante la oportunidad de estar presente en las actividades alusivas. En mi caso, pues realmente no estaba muy pendiente de la fecha. Por lo general el día de Todos los Santos es el que se me hacía más conocido, principalmente por los lunes bancarios por tal motivo, pero la verdad es que no había escuchado de la celebración del día de los muertos. Y, en la visión que tenemos los Venezolanos (al menos los que yo conozco) sobre el tema de los muertos, pues un día de celebración en su honor se me hacía algo como que muy triste, pesado. En mi caso, habiendo sufrido la pérdida temprana de mi mamá, se me hacía que iba a pasar por la misma depresión que me aturde en las fechas en que la recuerdo (cumpleaños, navidades, día de mi grado, etc.). Lo que veía de la tradición pues consistía en disfrazarse de los personajes típicos de la fecha, como los de la película “El Libro de la Vida“. Mi hija cambió su plan de disfrazarse de “Meivis” por “La Catrina“, y en la casa adornamos todo con lo típico. En la oficina me preguntaron si me anotaba para el concurso de altares, y mi respuesta fué que no tenía ni la menor idea de lo que eso era pero que me anotaba. El día del concurso se mezcló con la visita de los niños a pedir caramelos por Halloween, lo cal me confundió un poco, y tuve la oportunidad de ver los altares que hicieron por la ocasión (aunque el nuestro quedó en segundo lugar).

Entre lo que nos decían estaba que debíamos ir a un cementerio (Panteón) para ver lo que hacían el día de los muertos. Que si fuéramos a xochimilco, o a coyoacán de noche. Lo cierto del caso es que las circunstancias nos llevaron a Coyoacán, donde pudimos ver lo que es esta fecha para los Mexicanos. Por toda la ciudad pululaban los disfrazados de todas las edades y motivos, y en Coyoacán fué increíble el espectáculo. Unos altares realmente impresionantes, entre los que había uno dedicado a Juan Gabriel, otro a Chespirito con un Chavo y un Don Ramón de ultratumba franqueando la entrada; otro dedicado a los muertos en accidentes de tránsito por conductores bajo los efectos del alcohol; y muchos, pero muchos disfraces. Hacia la media noche tuvimos que irnos porque aparecieron personajes disfrazados como los que están en nuestras peores pesadillas, que de paso fueron los más populares, pero mi hija estaba aterrada. De acuerdo a lo que vimos, la costumbre es comer “pan de muerto” con chocolate caliente, lo cual hicimos en varias oportunidades durante el fin de semana.

img_0817

Mi Catrina con un pan de muerto en una presentación especial

Pero la mejor experiencia, la que me permitió entender mucho más la ocasión, fué el mismo día de muertos, cuando nos invitó una familia a compartir con ellos la comida. Llegamos y, como era de esperar, había un altar, frente al cual había mucha comida (que asumí era parte de la ofrenda para los muertos). Habían muchas velas, cada una con un nombre, y todo tipo de cosas: café en su taza; cigarros (algunos como su hubiesen fumado, otros en las scajas destapadas); frutas; dulces; ron; tequila. Al llegar, y mientras veiamos el altar, nos explicaron a quienes pertenecian algunos de los nombres de las velas. Eran sus muertos. Y cerca de cada vela habían las cosas que les gustaba en vida. Efectivamente, la comida que estaba frente al altar era parte de la ofrenda, pero también lo que ibamos a comer. Un condumio compuesto por Chicharrones en sala verde (picante); longaniza en salsa roja (picante); costillas de cerdo guisadas (supuestament no picante peeero…); pollo “encacahuatado”; arroz, tamales. Todo demasiado bueno, con un toque casero que, a pesar de no estar acostumbrados a los sabores, fue un manjar digno de reyes. Luego, nos dijeron que probáramos los dulces, que formaban parte del altar, por lo cual pregunté si no habría problema con los muertos, a lo cual me contestaron que ya no, porque habían pasado las 3 de la tarde y se habían retirado. Nos explicaron los dulces que habían, y que estaban colocados de una manera especial por algunas razones. Unos eran los dulces que les gustaban a la mamá de la dueña de la casa, quien antes de morir decía que escondieran sus dulces para que otro familiar que ya habia fallecido no se los llevara, por lo cual estaban escondidos, y así nos comentaron el por qué de muchos de los dulces y sus ubicaciones en el altar. Entre lo que comentaban estaba “el palo de los muertos”, colocado junto al altar con la intención de que se cargue de energía con la presencia de los muertos, para luego ser utilizado para barrer las casa y sacar las malas vibras.

img_0823

Parte de la decoración en la casa

Para mi, aparte de un honor y una gran impresión el poder ver cómo contaban de sus muertos con una emoción tremendas, fué un día de mucho aprendizaje. En mi caso en particular, pude caer en cuenta que aparte de los muchos momentos felices que uno recuerda de sus muertos, pues los últimos momentos con ellos son los que dejan la mayor impresión. Por lo general cuando hablamos de nuestros difuntos, pues denotamos tristeza y pesar; pero aquí se nota una emoción particular con la cual hablan de sus muertos, que más que tristeza denota añoranza, que se les extraña. En el camino hacia la casa donde íbamos pasamos al lado de un panteón (cementerio), y pudimos escuchar como una banda tocando música. Definitivamente algo que no es nada común en nuestra tierra.

La experiencia del Dia de Muertos resultó sumamente interesante. El vivir en carne propia las diferencias culturales es tremendamente instructivo, y en este caso, me permitió ver una dimensión distinta sobre este tema que, por lo general, resulta de tanto pesar para uno. Ya habiendo vivido lo que he contado, pues me siento preparado para celebrar el próximo año esta efemérides, claro, de este lado, a menos que Dios quiera que venga a llenar de energía el “palo de los muertos”…

Viendo el ojo del huracán

noviembre 2, 2016

Mientras viví en Venezuela, fuí duro crítico de las circunstancias que a diario se daban en mi país. En abril del 2014 publiqué mi artículo “MUDez dictatorial” en ocasión del fulano “diálogo por la paz” que se dió. Hoy, cuando las circunstancias me han llevado a vivir en otro país, veo con profunda tristeza y depresión cómo, luego de aquel “diálogo” y toda la represión, burla, persecución y pare usted de contar cosas terribles que ha hecho este gobierno, la MUD nuevamente asume su papel de judas. He leído excelentes artículos acerca del por qué se están haciendo las cosas de esta manera tan “parsimoniosa” por decir lo mínimo, y entiendo que se busca erradicar “por ahora y para siempre” el mal de la versión de Socialismo que propugna el gobierno, pero, pero, Y PERO! Jamás entenderé ninguna razón relacionada a jugar con la esperanza de la gente. En distintas oportunidades he escrito acerca de cómo el gobierno de Venezuela utiliza los métodos de Goebbels en su favor, pero hoy, lamentablemente, debo también denunciar que esos juegos macabros no son de uso exclusivo del gobierno, sino también de la oposición. Y me surge la duda de si al final de cuentas, será el mismo juego macabro del gobierno, sólo que en éste caso interpretado por quienes no se cuando ni por qué se supone que son la oposición. Un amigo mío, que fué botado por aquel “pito de la desgracia” de PDVSA, siempre me dice que si entre los de la oposición están personajes como Timoteo Zambrano, quien traicionó a ese contingente de personas en aquel momento, las cosas no van a ser como las pintan; y yo siempre le contesto que bueno, hay que ver, que si la confianza, la esperanza… Desde aquí vemos como se desbordan las calles en protesta, pidiendo, rogando y mostrando la voluntad que se tiene de asumir un cambio que se hace necesario de forma inmediata, y vemos las declaraciones y las amenazas de que se cuide el gobierno, hasta que, en esa espiral de emociones, nos anuncian que se va a marchar a Miraflores. Miraflores! el centro del poder, donde dieron la vida muchos Venezolanos para al final ser traicionados por la oposición que se hizo del poder y que en minutos hizo inútiles esos sacrificios… la oposición… la misma que hoy se hace llamar MUD?

No podía creer cuando vi el video de Chuo Torrealba saludando a quienes lo han mandado a matar, literalmente. A un Ocariz hasta contento dandole la mano a la mente que buscó ensuciarlo haciendo uso de la enfermedad de su hijo. Y bueno, está el Papa de por medio, y como cristiano debo entender que al menos hay que darle la oportunidad al perdón… Pero cuántas veces Dios mío se va a hacer? A cambio de qué? y entonces, ahora la situación es mucho más complicada, porque la estrategia parece estar muy bien diseñada, supongo que entre las dos partes que ahora se muestran como una sola, porque ahora ya no es que escuchemos ni al gobierno ni a la oposición, SINO AL PAPA!!!! Y de verdad voy a cruzar la esquina en este momento, porque irme por ese lado me va a llevar a sitios que ya he visitado y que no quiero mencionar, al menos POR AHORA.

Entonces, luego de eso, y como era de esperar, siguen los insultos, las persecuciones, Leopoldo preso, el país pagando más por la estadía de Rodriguez Zapatero que por los tratamientos de Cáncer, y se suspenden todas las acciones que eran la punta de la espada que nos llevaría, como la de Bolívar, a la tan ansiada Libertad. Y lo peor es que luego, el mismísimo Chuo Torrealba declara que le dieron una patada a la mesa!!!??? Pero por amor de Dios Chuo! Y es que ahora te la vas a dar de Pendejo y también vas a decir que te engañaron!? Ahora, entonces, van a decir que mejor si sigamos con el juicio político? Y la marcha a Miraflores se retoma el próximo miércoles, cómo si de la suspensión de un concierto se tratara? No, esto no es juego. Y sé que muchos me han dicho que mi derecho a opinar al respecto se acabó en el momento en que me fuí del país, pero sepan que mientras sea Venezolano (que no sólo lo dice mi cédula, sino que es lo que soy y seré por siempre), opinaré y lucharé en pro de un país como el que quizás tuvimos, pero que definitivamente necesitamos. La verdad es que no sé si es que todo esto lo vemos los que estamos fuera del ojo del huracán, pero de lo que si estoy seguro es que requerimos urgentemente un cambio de actitud. Y antes de que cualquiera me grite que me es muy fácil opinar desde un teclado, quiero aclarar que creo firmemente en que la victoria la alcanzaremos cuando todos creamos en ella. Y eso no significa que el que mas sale a la calle, el que mas piedras tira, o el que menos “selfies” se toma en las marchas es el que va a sacar adelante la lucha. Todos hacemos falta. TODOS. Pero, mientras sigamos amarrados a la idea de que Jesús es un ejemplo que puede ser imitado por cualquiera de nosotros, y más si se cuenta con el apoyo de su Iglesia, seguiremos viviendo esta tragi-comedia y haciéndole el juego al gobierno. Jesús es uno sólo, no hay más redentores, y en el caso de Venezuela, el grave problema es que no se cumple aquello de que “el que se mete a redentor, muere crucificado”. Por el contrario, cada día vemos como los falsos redentores lo que hacen es preparar su futuro y el de sus allegados a costa de la crucifixión de todos y cada uno de nosotros.

4ee9e-sketch180204933

Reflexión de la semana: Adaptación

octubre 29, 2016

reflexionesCuando se está sometido a cambios que se consideran radicales, lo más importante no es enfrentarlos y asumirlos, sino adaptarse a los mismos. Y es que es muy distinto Adaptarse que Acostumbrarse. El acostumbrarse no significa necesariamente que se internaliza el cambio (y yo osiempre asumo que todo cambio es para mejorar!), sino quizás acostumbrarse a que las cosas, las situaciones, simplemente no van a ser como se planificó, lo cual conlleva algo de derrota. Pero adaptarse, por el contrario, es como asumir que las cosas no serán como se planificó y buscar sacar lo mejor de cada situación. Así, comencé la semana con una frase de Steve Jobs: “Your work is going to fill a large part of your life, and the only way to be truly satisfied is to do what you believe is great work. The only way to do great work is to love what you do“. Definitivamente no se trata de hacer algo que te guste, sino que te guste lo que estas haciendo, y en lo referente al trabajo, siempre conseguimos las razones por las cuales el trabajo no es lo que nos gusta, sin embargo, nunca tendremos un trabajo que realmente nos guste. Por algo nos pagan por hacerlo, no? Pero eso no significa que no lo hagamos con pasión, que cada día represente un nuevo reto y que al final del mismo sintamos que estamos avanzando. Si no es así, no pierdas más el tiempo y busca otro trabajo. Luego, me llamó la atención esta frase de Ed Catmull: “It’s not the manager’s job to prevent risk. It’s the manager’s job to make it safe for others to take them“. Uno comienza a prepararse quizás desde su casa, luego en la Universidad (a quienes hemos tenido ese privilegio) y luego viene la etapa de adquirir experiencia en el ámbito laboral. Por supuesto que en ese camino se enfrenta uno a muchas situaciones que le son desconocidas, pero que esa preparación, cada clase que se recibió, cada consejo que se escuchó, va tomando sentido. Y luego llega ese momento en que te sientes protagonista de alguna de las situaciones “teóricas” que se vieron o escucharon, y te parece increíble que te esté sucediendo. Y toca tomar la decisión de hacer lo que se aprendió, o de inventar cualquier otra solución. Cuando vemos las estrellas en la noche, no recordamos que no brillan por luz propia, sino por la que reflejan, a pesar de que no vemos en ese momento el sol.

En estos días me ha tocado decir muchas veces por qué no soy bueno vendiendo, o mejor dicho, por que no soy bueno como Vendedor, y es que para mí el secreto de un vendedor es la relación que establece con sus clientes, al punto que dejan de ser clientes para ser amigos, compañeros. En un equipo de Beisbol (y me voy a ir por este camino aún cuando en deportes soy un ignorante) hay pitchers abridores y cerradores (y creo que intermedios). Lo cierto del caso es que yo sé que soy bueno, en cuanto a ventas se refiere, para llegar a darle la estocada final a un cliente. Pero no soy bueno en mantener la relación; Y como iempre he estado en Operaciones, pues la queja a la que siempre nos enfrentamos por parte de ventas es que no los apoyamos. Por eso, esta frase de Martin Baird se me hizo tan llamativa, al quizás dar alguna respuesta a esa queja de ventas en cuanto a no apoyarlos: “Inconsistent customer service is worse than bad customer service”. Pero también hay que estar claros que el servicio al cliente no es solo el que hacemos en sus instalaciones, sino esa percepción que tiene de la relación con quien le provee del servicio. Y hablando de esa relación, obviamente el cliente es el centro de las acciones, pero resulta que si no se cuenta con una oferta de valor real e impresionante, se “baja” al nivel donde solo el valor económico cuenta, y en ese aspecto, los clientes siempre saldrán ganando, ya que como indica Mark Sanborn en su frase: “The customers that are willing to pay you the least will always demand the most“.

Y, finalmente, la frase que complementa esta semana de parte de Charles Darwin: “It is not the strongest of the species that survives, nor the most intelligent, but the one most responsive to change“. La adaptación termina siendo un proceso que, si se están haciendo las cosas bien, debe ser contínuo, ya que siempre se estará sometido a un cambio. Y lo más importante es lograr encontrar lo positivo en todo cambio. Obviamente, hay eventos que son devastadores, pero que de igual manera, más que dejarns vencer por ellos, debemos tomarlos como base para construir lo que sea necesario para mantenernos en el camino, siempre hacia adelante.

Paren el mundo que me quiero bajar (por Luis Serantes)

octubre 29, 2016

Afortunadamente, hay joyas que uno se va encontrando en el camino. Hace mucho tiempo leí este artículo, y recientemente, mi amigo Luis Serantes me lo reenvió, y me sigue pareciendo excelente, quizás aún más vigente que cuando lo leí. Por ello, hoy les dejo el escrito original de Luis, esperando que sea de su agrado, así como que reflexionemos acerca de la realidad de la que formamos parte actualmente.


Paren el mundo que me quiero bajar.
Luis Serantes

“….si mi visión del futuro es correcta, ello significa que el mundo de la física y de la astronomía son inagotables; por mucho que avancemos hacia el futuro siempre sucederán cosas nuevas, habrá nueva información, nuevos mundos que explorar…”
Freeman Dyson

Vivimos en mundo que en los últimos 20-30 años ha evolucionado a un ritmo vertiginoso (aún cuando nuestro querido y golpeado planeta ha girado a sus apacibles e imperceptibles 1670 km/hr). En la actualidad ya no podemos llamar partículas atómicas únicas e indivisibles al neutrón y al protón (si a su hijo aún le enseñan esto en la escuela retírelo de allí de inmediato), sabemos que el tiempo ya no es absoluto, que las naciones no se pueden aislar ni económicamente (nunca han podido) ni comunicacionalmente (¡ya no pueden!). La globalización es una realidad en todos los aspectos de la humanidad, por más que se intente luchar contra ella y por más discursos y libros que publiquen intelectuales destacados de diferentes tendencias políticas y económicas. Y si aún dudamos, observemos estas estadísticas y hechos tomados de algunos portales de Internet.

  • Para divulgar un mensaje (esto aplica para divulgación de mensajes no relacionados con eventos de alto poder mediático, catastróficos o de alto impacto para la humanidad) a 50 millones de usuarios a la radio le tomaría 38 años, a la TV 13 años (¡siempre y cuando no se trate de un mundial de futbol!) y a facebook 9
    meses.
  • Si facebook fuese una nación sería la cuarta más poblada del mundo, otros sostienen que sería el doble del área que ocupa Japón.
  • 80% de las empresas a nivel mundial están usando LinkedIn como una herramienta de búsqueda y captura de personal. (En la antigüedad se acostumbraba a llevar el currículo impreso con una fotito a las empresas y esperar la tan ansiada llamada de RRHH).
  • 80% de los usuarios de twitter lo hacen a través de su celular de manera que actualizan sus comentarios en cualquier parte todo el tiempo. (Información en tiempo real).
  • YouTube es la segunda herramienta de búsqueda en el mundo y posee más de
    100.000.000 de videos.
  • Wikipedia posee aproximadamente 13 millones de artículos (aún no se les ocurre vender cada artículo a $1).
  • 70% de las personas entre 18-34 años han visto TV en la web.
  • Más de 1.5 millones de contenidos (links, blogpost, fotos etc.) son compartidos en
    facebook diariamente.
  • Si usted envía un (1) e-mail, su e-mail es uno de los 165 billones enviados cada día. (No se preocupe, su e-mail aun sigue siendo importante)

Lo presentado anteriormente ha sentado las bases para empezar a considerar lo que algunos denominan “Social Media Revolution” y esto a su vez ha dado inicio a la nueva “Socialnomics”, aún cuando desde hace mucho tiempo se sabe de la potencialidad económica de Internet. Sin embargo con el crecimiento exponencial de las redes sociales, o mejor dicho de los usuarios y adictos a las redes sociales, se ha entrado en un nuevo nivel en la economía. Solo para tener una idea, imagínese usted que un grupo de personas descontentas con un proveedor de servicios publiquen en su twitter o facebook una opinión desfavorable del mismo, la inmediatez de la información y el alcance de ésta tendría efectos extremadamente negativos sobre el proveedor de servicios y por ende costos importantes en publicidad y mercadeo para revertir esa opinión adversa. Un interesante estudio sobre el impacto de Internet en la actualidad lo realiza (lo vaticina) en 1999 el polémico físico teórico Freeman Dyson en su libro “The Sun, The Genoma & The Internet, Tools of Scientific Revolution”. En esta misma línea sobre predicciones tecnológicas en el corto, mediano y largo plazo ha escrito, el también físico teórico, Michio Kaku en su libro “Physics of The Imposible” (En este libro se analizan temas como teletransportación, psicoquinesia, máquinas en el tiempo, invisibilidad etc. de una manera seria, responsable y con argumentos basados en los últimos avances de la física moderna y de las matemáticas. Libro de lectura recomendada para aquellos que creen que toda la tecnología que usan los viajeros de Star Trek es pura ciencia ficción.) publicado en 2009.

Ahora bien, con este avance de la tecnología estamos obligados a ser más productivos
que nuestros ancestros (ellos realizaban cálculos complejos con una extraña herramienta
denominada ¡regla de cálculo!) y a desarrollar más la capacidad de autoaprendizaje (antiguamente se denominaban autodidactas) y usted se preguntará Por Qué?…pues, porque
sencillamente “…lo que es cierto hoy puede dejar de serlo mañana…”. Por ejemplo, algunos estudiosos de la información y sus procesos afirman que “la mitad de la información que un estudiante recibe en su primer año de carrera universitaria estará desactualizada cuando él se encuentre cursando el tercer año…”. Esto no aplica para todas las carreras universitarias, al menos no a esa tasa de cambio, pero lo que no deja de ser cierto es que mucho de lo aprendido en la universidad ha cambiado o por lo menos ha sido mejorado.

El avance, crecimiento y masificación de la tecnología (¿Quienes de los que leen este
artículo tenían celular en 1993?) también conlleva a una serie de aspectos negativos, los cuales hay que afrontar y más aun tener conciencia de que existen y forman parte de nuestra realidad y cotidianidad, por ejemplo:

  • Dos tercios (2/3) de los usuarios de las redes sociales trabajan en empresas. Estos
    usuarios gastan 18.5 billones de minutos cada día en estos sitios, es decir si las redes
    sociales no se regulan, al menos internamente en las empresas, pueden convertirse en factores que afectan severamente la productividad.
  • Uno de cada cuatro empleados prefiere comunicarse vía e-mail en lugar de cara a cara. Se estima que en 2020 serán tres de cada cuatro empleados. Esto crea relaciones
    interpersonales cada vez más des-humanizadas, en donde la comunicación interpersonal directa se ve mermada.

Y en nuestro entorno familiar…¿Cómo nos afectan las redes sociales?, ¿Cómo nos afecta el
poder acceder a cualquier tipo de información con solo un click o con escribir
http://www.google.com?. En el pasado se decía que nuestros hijos eran educados por la TV (un
profesor de filosofía de la Universidad Simón Bolívar-Caracas, prefería que su hijo leyese a
Sartre o Foucault antes que ver los Simpsons), sin embargo hoy en día…¿Podemos decir que
nuestros hijos son educados por Internet, Wii, Nintendo DS etc?. En el mundo de hoy nosotros estamos enfrentando situaciones en las cuales nuestros padres no se vieron envueltos, por ejemplo, como afrontar el hecho que nuestro hijo, que apenas sabe multiplicar o dividir, nos pida un teléfono inteligente pues eso es lo que “los demás amiguitos tienen”?. ¿Es la solución negar de manera radical el acceso a las herramientas tecnológicas de información y comunicación (leer Sartre antes que ver los Simpsons)?. Como se puede observar una parte de los dilemas éticos que enfrenta la sociedad actual y más aun de la familia actual aparecen en la exacta medida en que la tecnología evoluciona y se masifica. Esto se agudiza y alcanza niveles de extrema preocupación cuando las herramientas avanzadas de comunicación e información como los teléfonos inteligentes se convierten en blanco preferido por la delincuencia.

Sin duda alguna, y como reflexión final, está en nosotros aprovechar y maximizar el uso de la tecnología pues es ésta quien permite aprender de ella misma, no podemos imaginar nuestro proceso de aprendizaje sin google o wikipedia, por ejemplo. Pero también somos nosotros los responsables de la información que compartimos en las redes sociales, de los principios y valores que inculcamos en nuestro núcleo familiar y que no tienen que estar necesariamente reñidos con Pókemn Go. Hoy en día, el conocimiento y evaluación de la tecnología por parte de los padres y el establecimiento de una efectiva comunicación en el hogar son parte de los elementos fundamentales para lograr que sus hijos tengan una visión global y a la vez descarnada del mundo tecnológico que nos rodea con sus bondades pero también con sus peligros. Somos nosotros los que establecemos e inculcamos el sentido de responsabilidad con el que se deben manejar todas las herramientas comunicacionales y de acceso a la información existentes y que, sin duda alguna, están haciendo que la tierra a pesar de sus 1670 km/hr constantes, “gire” mucho más rápido que hace algunos años atrás cuando lo más avanzado era lotus 1-2-3 o más aun,
cuando algunos de nuestros antepasados usaban tarjetas perforadas y tenían que esperar semanas para obtener el “programa” compilado. 😉

Luis Serantes es Ingeniero Químico Universidad Simón Bolívar, con una Especialización en Ingeniería de Procesos en la Universidad Francisco de Miranda. Actualmente se desempeña como Ingeniero Líder de Proyectos en Honeywell. Su carrera siempre transcurrió rodeado de físicos más que de ingenieros y por filósofos más que de “panas” de allí la inquietud por temas nada convencionales para un ingeniero.

Reflexión de la semana: Descubrimiento 

octubre 14, 2016

reflexionesEn las últimas semanas he estado enfrentandome a muchos de  mis temores, de los cuales el más complicado ha sido al cambio. Uno se traza un plan, basado en las condiciones del momento y lo que se prevee que va a ser el futuro, y, como es la vida, de repente todo cambia. Hay quienes tienen capacidad de adaptación rápida, y otros que hemos tenido que aprender por supervivencia, haciendo que el proceso tarde mas tiempo. Lo positivo es que he descubierto que puedo adaptarme hasta a las situaciones más impensables. Comencé la semana con una cita de Brian Gazer: “life isn’t about finding the answers, it’s about asking the questions“. Lo normal es buscar respuestas. Pero cuando se piensa qué preguntas se quieren responder, termina uno descubriendo que son preguntas que otros han hecho. Por ello, es necesario cambiarse de acera y comenzar a ser uno quien haga las preguntas que otro responda. Luego compartí una cita de Betsy Sanders: “Service, in short, is not what you do, but who you are. It is a way of living that you need to bring to everything you do, if you are to bring it to your customer interactions“. En las últimas semanas, entre los cambios que me ha tocado vivir, está el comenzar a aprender lo que forma parte del mundo de las ventas. Para mi sorpresa, llegué a la conclusión de que sabía más de lo que siempre asumí. En primer lugar, no hay mejor manera de comportarse como vendedor que actuar considerándose un cliente. Uno, como cliente, sabe muy bien lo que espera de un vendedor. Ese “feeling”, ese “nosequé”, el sentir que quien nos está ofreciendo algo es sincero, cree en lo que ofrece, y no busca estafarnos. Y en mi caso, que desde hace muchos años trabajo en el área de Servicios, pues el tema es mucho más profundo. Cuando adquirimos un Servicio, es porque contamos, confiamos en que el mismo va a proveer una seguridad. Nada peor que un cliente que adquiera un servicio por necesidad o por no tener más opción. Termina siendo una especie de secuestro, una relación basada en el síndrome de estocolmo. Y eso está muy mal. Cualquiera vende un Iphone, pero no todos transmitimos la confianza, seguridad y compromiso que se requiere para establecer relaciones alrededor de un Servicio. Luego, una frase muy profunda de Chuck Klosterman: “The villain is the person who knows the most but cares the least“. En lenguaje coloquial traduciría esa frase como “voy a dejarlos que se jodan para luego demostrarles que yo sabía como solucionar el problema”. Hoy en día con el boom del Liderazgo, vemos como muchos se hacen llamar como tales pero, llegado el momento, no dan todo por el beneficio del equipo, lo cual los hace caer de ese pedestal a velocidades infinitas y a profundidades inéditas. En los tiempos recientes se ha puesto de moda el tema de la planificación. “Task Lists” y todas las versiones de aplicaciones de seguimiento son al menos tema común hoy en día, y en mi caso, he logrado sentirme menos estresado en medio del mar de requerimientos y expectativas basandome no solo en la planificación sino en la visualización de lo que va a ser cada uno de mis días. Jim Rohn resume de manera magistral lo que siento con su frase: “Never begin the day until it is finished on a paper“. Y cerré la semana con una frase de alguien a quien admiro profundamente desde que lo escuché por primera vez en el podcast de Tim Ferris. Un militar exitoso dedicado a transmitir su experiencia para aplicarla en todas las áreas de la vida, y que en mi caso ha ejercido una gran influencia. De manera muy sencilla, y con su teoría del “Extreme Ownership“, Jocko Willink dice en su libro: “There can be no leadership where there is no team“. Hay quienes se proclaman Líderes basados en sus conocimientos y capacidades, pero no pertenecen a ningún equipo. Si pueden formar parte de grupos de personas reunidas por exigencias laborales, pero que de ninguna manera son un equipo. Y se les va la vida autoconvenciéndose de que el problema es “exógeno” a sus capacidades y conocimientos, cuando la realidad es tan sencilla y patética: no tienen equipo.

Afortunadamente, la vida siempre nos dará las oportunidades que necesitamos. Está en nosotros el prepararnos día a día para poder identificarlas y aprovecharlas. No hay mayor satisfacción que hacer lo que a uno le gusta, e ir descubriéndose a uno mismo. Y mejor aún cuando es en compañía. Hace que uno desarrolle ese sentido de pertenencia que es tan importante al momento de evaluar el camino andado. Se pueden haber cometido errores, pero si sientes que estás en el camino correcto, todo cuanto hagas te irá impulsando hacia tu meta. Y al respecto, al final final de la semana compartí parte de la letra de una canción que me gusta mucho, de Fito & Fitipaldis que se titula Antes de que cuente diez: “Lo que me llevará al fnal, serán mis pasos, no el camino. Ya ves que siempre vas detrás, cuando persigues al destino“.

Recuperando mi biblioteca (Parte 2 de 2)

septiembre 18, 2016

En la primera parte indiqué lo que ha significado vivir entre libros, y cómo las circustancias me hicieron tener que salir de mi biblioteca “tradicional”, y describí el proceso mediante el cual había encontrado una solución a la necesidad de tener mis libros. En este capítulo detallaré cómo reconstruí, aprovechando la tecnología digital, mi biblioteca, y cómo la mantengo.

Para comenzar, por razones circunstanciales, mi sistema está basado en el Kindle de Amazon. Una vez que tuve mi Kindle, comencé a hacer uso de mi “lista de deseos” (wish list) para ir anotando los libros que planeaba comprar. Uno de los puntos más relevantes en mi sistema era el precio de los libros. En Twitter conseguí una recomendación que es básica en mi sistema, que son listas de libros a precios muy e incluso gratis por tiempo determinado. Así, me suscribí a varias, y al final me quedé solo con eBookStage y SweetFreeBooks. Así, recibo todos los días un correo electrónico de cada una de estas listas en las que me indican los libros (y de hace algún tiempo para acá también audiolibros) que están en oferta (muchos gratis). Al comienzo comencé a “comprar” todos los que estaban gratis, sin embargo, luego de algún tiempo entendí que no iba a poder leer nunca todos los libros que estaba comprando de esa manera, por lo cual me apoyé en el sistema de “reviews” de Amazon. Por cada libro gratis que por el título y la descripción me llama la atención, lo reviso en Amazon.

art01Mientras mayor es el número de personas que han comentado acerca del libro, mejor. Y en mi caso, aparte de los comentarios, la regla base es que todo libro que seleccione debe contar con al menos un 80% entre 4 y 5 estrellas. Cualquier libro por debajo de eso no lo selecciono, y los que están por encima va a depender de lo que lea en los reviews que hayan hecho, lo que me “enganche” la descripción, y seguramente mi estado de ánimo ese día. Hay algunos casos especiales, que son los libros que recomiendan por otras vías. Artículos, podcasts y listas de correo son una fuente permanente de recomendación e libros. Especial mención hago a Niklas Goeke, quien ofrece, en su página 4minutebooks resumenes de libros que se leen en 4 minutos. Es una muy interesante opción para quienes buscan ampliar su biblioteca. Claro está, independientemente de la fuente, en mi caso siempre aplica lo del 80% de reviews entre 4 y 5 estrellas. Sólo en muy pocas oportunidades no la aplico, aunque por lo general, los libros que recomiendan están en esa categoría.

Al comienzo iba registrando todos los libros en mi wish list en Amazon, pero, a pesar de saber que tenía la información segura y accesible, no era de fácil acceso y uso. Quizás el tema es que ese sistema no está diseñado para el uso que le quería dar, lo cierto del caso es que, por una parte, no me era cómodo ver mis libros en el kindle (por ninguno de los dispositivos que tengo), y tampoco me gustaba cómo ver mis libros en mi lista “por comprar”. Entre tantas aplicaciones que pruebo regularmente, tuve un primer intento con Evernotes (el cual uso para prácticamente todo), sin embargo tampoco me proveía lo que buscada. Y buscando opciones para organizarme llegué al Trello. Inicialmente lo utilizaba para llevar el detalle de mis actividades, pero un día comencé a ver que podría inventar una forma de tener disponibles mis libros de una forma mas cercana a como hacía con mi biblioteca. Trello me iba a permitir crear una bibioteca con casi todas las ventajas de mi biblioteca real, así que comencé a trabajar en eso.

Definí las categorías como iba a conformar mi biblioteca:

  • Leyendo: Los libros que estoy leyendo. Por lo general leo más de uno a la vez, ya que dependiendo del estado de ánimo me es más fácil encontrar lo que me “engancha” (a menos que consiga un libro que no me deje soltarlo hasta llegar al final)
  • Leído: Todos los libros que voy leyendo. En mi caso, incluí los libros que ya había leído antes incluso de tener mi Kindle. Afortunadamente, los tenía anotados en Evernotes…
  • Preferido (de los leidos): Hay libros que terminan siendo favoritos. Cuando uno pasa por la biblioteca y los ve los recuerda, y terminan siendo de consulta rápida (por lo general se agarran en el camino al baño).
  • Por Leer: Los libros que tengo comprados y pendientes por leer.
  • Por Comprar: La conclusión a la que llegué es que es más rápida la manera cómo encuentro libros que quiero leer que mi capacidad de realmente leerlos. Por ello, cree unas categorías para los libros que quiero comprar basado en el precio. Debo confesar que por lo general, los que realmente me llaman la atención siempre están en la lista de los mas costosos. Así, puedo saciar mi necesidad de comprar un libro dependiendo de lo que esté dispuesto a gastar.
    • Por Comprar (0 dolar)
    • Por comprar (<=1 dolar)
    • Por comprar (entre 1 y 3 dolares)
    • Por Comprar (entre 3 y 5 dolares)
    • Por comprar (mas de 5 dolares)
  • En su búsqueda: Son los libros que escucho que son buenos o me recomiendan, y que anoto rápidamente en esta categoría. Luego con más calma los busco y dependiendo de su precio pasan a estar en alguna de las categorías antes indicadas.

Al final, mi nueva biblioteca es así:Biblioteca Trello

Lo que resta entonces es indicar cómo registro cada libro en esta biblioteca. En la categoría correspondiente, agrego una nueva tarjeta.art02El título de la tarjeta es el mismo título del libro como aparece en Amazon (copio y pego). En la descripción, pego el URL del libro en Amazon. De esta manera puedo acceder a los detalles del libro cuando lo necesite (para dejar comentarios, verificar el precio, ver los datos del autor, etc.). Y utilizando el botón “Adjunto”, coloco la imagen del libro que es la misma que aparece en Amazon. De esta manera tengo la información que, para mi, es prácticamente el libro. Una ventaja adicional es que en las tarjetas de Trello puedo incluir comentarios que se incluyen al momento de hacer búsquedas. Así, por ejemplo, un dato que me interesa de los libros es el número de páginas. A veces uno quiere leer algo corto, y obviamente si cuentas con el libro en físico es fácil seleccionarlo, pero en este caso, la idea es copiar ese detalle del resúmen del libro en Amazon y poder hacer búsquedas por el numero de páginas (aún estoy trabajando en la implementación de esto), pero también aprovecho esta capacidad para escribir los comentarios o notas sobre el libro en la medida en que lo voy leyendo.

Al final, un libro en mi biblioteca queda registrado así:art03(por cierto, si buscan un TREMENDO libro sobre liderazgo, hagan la inversión en este…)

Una vez los libros están en mi biblioteca, la magia la pone Trello. Puedo moverlos dentro de cada categoría, pasarlos de una categoría a la otra, como mencioné anteriormente puedo agregar comentarios, imágenes y todo lo que necesite. Pero lo más importante para mi es que tengo mis libros ahí, todos, que los puedo ver, puedo buscar entre ellos, leer el resumen, y decidir si los leo, en cuyo caso lo que hago es que los busco en el Kindle y listo!

Cada día que pasa me impresiona más el hecho de contar con tanto avance tecnológico. Recuerdo las veces que en la escuela me tocó ir a la biblioteca pública, buscar en los ficheros, que estaban escritos a máquina de escribir, el libro que buscaba, pedirlo y sentarme a leerlo y a transcribir lo que necesitaba. Cuando mucho, tuve oportunidad de sacar fotocopias, y aquí estoy ahora describiendo como, por las vueltas del destino, transformé mi biblioteca de lo real a lo digital. No hay nada como tener un libro en la mano. Ese olor, esa sensación que dan las hojas al pasarlas. El ir terminando una y ya estar sintiendo el papel en los minutos previos a darle la vuelta. Eso nunca pasará de moda, sin embargo, ante circunstancias como la mía, que de paso no soy el único que las ha enfrentado, pues se presenta esta oportunidad. La adaptación es lo que permite la supervivencia en todos los ámbitos y áreas, y en este caso, pues realmente he logrado sobrevivir a no tener pero ni un librito de verdad. Por ahora, el método me ha funcionado, y estoy trabajando en muchas mejoras y otras ideas. Espero que a aquellos que se sientan frustrados por sus libros les de el mismo resultado que a mí. Y si no es así, pues ni modo, cómprese su biblioteca, y comience a llenarla de sus libros…

“Few pleasures, for the true reader, rival the pleasure of browsing unhurriedly among books: old books, new books, library books, other people’s books, one’s own books – it does not matter whose or where.”
― Aidan Chambers