Un Nobel por la Hijueputez


En estos días, no se cuantas veces he dicho, pensado y escuchado la palabra “hijueputa”. Aparte de las veces que he proferido yo la palabra con toda la intención que implica, la que mas me impresionó fue la expresión donde mi muy amigo Cheo, quien al respecto de la nueva Mision Saqueo que propugna el gobierno, me comentaba que “había escrito en facebook que no queria tener amigos hijosdeputa que apoyaran esa verga”. Pues no podía haber mejor forma de catalogar a quienes voluntaria y/o involuntariamente participan en dicha misión. Entonces, comencé a pensar si esa gente habría nacido siendo hijueputa, o si se habían vuelto por impulso del gobierno, el capitalismo o por mercurio retrógrado. Pues bien, decidí hacer una pequeña investigación para ver si lograba dilucidar mi duda.
La vejez se define como la cualidad de viejo. La desnudez se define como la cualidad de desnudo. Entonces, por simple asociación, la hijueputez debía ser la cualidad de hijodeputa. Y definitivamente esa cualidad era la que identificaba a todo aquel involucrado en la mision saqueo. Sin mucha esperanza, busqué en google qué aparecía al escribir hijueputez, y el resultado mas resaltante, y que mas me impresionó, fue uno con el titulo En el inmenso piélago de la hijueputez. En ese articulo, pude descubrir que hay una persona, el Dr. Marcelino Cereijido, que publicó un ensayo cuyo título es “Hacia una teoría general sobre los hijos de puta”. Indica el autor del artículo que “al contrario de lo que ese titulo pueda anticipar, el ensayo no se centra en el insulto o la palabra soez que representa, sino que trata de explicar el mal desde un punto de vista biológico, genético, de tal forma que trata de hurgar en las pautas de comportamiento maléfico”. El tema se ponía muy interesante, y comenzaba a responder mis dudas iniciales.
Acerca de la palabra hijueputa, indicaba el autor del articulo que la misma “deriva del hecho de que el oficio de prostituta, ancestralmente ha sido condenado en todas las civilizaciones y por lo tanto, el vástago de esta mujer, concebido al saber con cuál varon, representa lo peor de este mundo. Se infiere que el hijo de una prostituta, al no tener padre y guardar un profundo resentimiento por su origen, tiende hacia el mal con una facilidad mucho mayor que cualquier otro individuo”. Se indica en el articulo que hijueputa “se ha convertido en sinónimo de maléfico, infame…” Definitivamente, con lo indicado hasta aquí no puedo mas que sentirme muy cómodo con el hecho de no equivocarme al identificar como tremendos hijueputas a todos aquellos que, por una parte, convencen de que la salida a nuestra situación es el robo y el saqueo como acción expresiva de obediencia a la revolución chavista, y por otra, a quienes expresan su apego al proceso siguiendo las instrucciones de quienes reconocen como sus lideres. Pero aun hay tela que cortar…
Se indica en el artículo que “el doctor Cereijido opina que la hijueputez es mucho mas grave que el cáncer, la lepra y el alzheimer juntos y que si se invierten miles de millones de dolares para la cura de esos males, es justo que se destinen recursos para investigar a fondo el fenómeno de la hijueputez”. Indican que el Doctor Cereijido opina que “podría comenzarse en buscar la solución para la ‘hijueputez hormiga’ como dice don Marcelino, que son esos actos del día a día que a veces se repiten tanto que tienden a ser tolerados…”

Interesante… “hijueputez hormiga”… ahora entiendo a lo que nos han sometido en todo este tiempo. Y la hormiga se fue reproduciendo y mutando, hasta llegar a ser una “hijueputez elefantiaria”. Condición ésta que se ha anquilosado de manera tal,  y con tal efectividad, que realmente se ha transmitido, como el peor de los virus, a una gran mayoría de los venezolanos.
La esperanza que tenemos es que surja, así como el Dr. Convit, alguien que aproveche este laboratorio gigante de hijueputez en que han convertido a Venezuela, para desarrollar una cura a este mal, y erradicarla por ahora y para siempre de nuestra tierra. Así, el día que alguien se gane un premio Nobel por conseguir la cura a la hijueputez, ese día podremos considerarnos liberados de la peor epidemia de la enfermedad que nos haya atacado jamás.

Mientras llegamos a ese momento soñado, debemos atacar la hijueputez con lo que podamos. Y lo mas importante, identificar en nosotros los síntomas de su aparición, de manera de erradicarla en su estadio temprano, ya que de lo contrario se notará la infección irreversible en cualquiera de sus tipos: bigote y verborrea abundante, ojos claros y lenguaje soez, o un televisor, nevera o electrodoméstico en las manos de forma ilegal y violenta.

Anuncios

3 comentarios to “Un Nobel por la Hijueputez”

  1. Alf. Says:

    Hermano… que puntual y concreto.

    Abajo con ese proceder, espero exista una cura efectiva.

    Esto se lo llevo quien lo trajo.

  2. carlos manotas Says:

    Interesante tu anlisis y de acuerdo con lo expuesto, sinceramente ya estams en un nivel barbaroby desbordante creo que tu comparacion con el elefante esta corta para el tamaño. Saludos

  3. carlos manotas Says:

    Exelente analisis yuu de acuerdo con las conclusiones solo que el elefante es pequeño al ld de la magnitud creo que seria ballenaria. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: