Morir en dictadura


Realmente nadie puede decir si morir es bueno o malo, excepto aquellos que han podido establecer comunicación desde el “mas allá” para echar el cuento. E incluso en ese caso, no se podría determinar si lo dicen sólo por no preocupar a sus interlocutores o por alguna otra oculta razón.

La muerte es parte de la vida. Apenas se inicia cualquier vida, se comienza a morir irremediablemente. El truco esta en contar con las oportunidades suficientes para que la muerte tenga las mínimas excusas para aparecer. Así, mientras mejores condiciones de VIDA se tengan, pues menor debe ser la probabilidad de enfrentar y sucumbir a la muerte. Así, en un país donde existe un sistema político que provee las mayores oportunidades de vivir, pues la muerte la tiene difícil para excederse en su milenario trabajo.
En Venezuela, lamentablemente es mas probable morir que mantenerse vivo. O dicho de un mejor modo: en lugar de disfrutar de la vida, se lucha y huye de la muerte. Cuantas personas son víctimas de muertes violentas? Vamos por casi 500 al mes. Quizás alguien me acuse de exagerado, corrigiendome porque en lugar de 500 son 250. Allá quien lo haga y su obscuro y rojo “positivismo”. Un derecho como lo es contar con las medicinas necesarias para tratar enfermedades tan graves como las coronarias o el cáncer, es violado impunemente por el gobierno enquilostado en Miraflores. No hay quien de razón de por que no hay los tratamientos médicos que se requieren, convirtiéndose ese hecho en la demostración de que es una acción voluntaria del gobierno, en lo que están siendo realmente eficientes. 4 veces han robado ya a una de mis amigas, lo cual la convierte en una sempiterna luchadora contra el destino y la muerte, dado que gracias a los mas de 20 planes de atención a la inseguridad, la vida vale menos, mucho menos que un teléfono, unos zapatos, unos lentes o simplemente tiene el valor de hacer sentirse Dios a quien arbitrariamente decide quitarle a un congénere la vida porque si. Todos los venezolanos vivimos conscientes de que si sobrevivimos a morir en la casa, es muy probable que esa despedida diaria de los miembros de la familia sea la última.
Ahora, además, corremos el riesgo de morir por insolación, pero no por estar en la playa ni disfrutando, sino en una cola para comprar lo que deberíamos tener como hasta hace 2 años, que simplemente íbamos a cualquier supermercado, mercado, bodega, mercal o cualquier otra forma de comercio y lo conseguíamos; otra forma de morir actual es por tráfico de productos de la pulpa del papel. Recientemente tuve casi que darme golpes con una dama que pretendía llevarse un bulto de papel toalé sin pensar en los demás. Luego de algunos intercambios de palabras, rompí el plástico y saque los paquetes que pude. Riesgo de ser linchado en el momento, o afuera si me encontraba con la dama y quizás miembros de su familia.

Ahora, buscando cambiar todo y mas de lo hasta aquí descrito, a diario muere gente en las protestas que se dan en todo el país. Se muere la gente como producto de participar en protestas pacificas, que son atacadas como si de invasores extranjeros se tratara. Peor aún, se atacan con la misma violencia y motivos que usa la delincuencia común contra las personas, lo cual convierte a los organismos de seguridad del estado en meros delincuentes, lo cual permite entender el por qué del rotundo éxito de este gobierno en cuanto a seguridad se refiere: un gobierno forajido no puede mas que valerse de delincuentes y malhechores para infundir miedo y perpetuarse en el poder. Pero, siempre se acaban esos gobiernos. Siempre sucumben ante la necesidad de sus miembros de expiar sus culpas. Y, como siempre, se impondrá la justicia con la misma vehemencia con que atacan y torturan a los valientes que se interponen en su camino.

Morir no puede ser bueno, a menos que sea por el cumplimiento de una vida plena. Morir no puede ser la salida, ni siquiera para quienes mas merecen ese destino, quienes deben someterse a las leyes del Hombre y pagar por cada decisión equivocada que tomaron, por cada consecuencia de su falta de humanidad.

Mientras tanto, los venezolanos seguiremos sometidos a esta reducción de la vida gracias al gobierno de turno, pero sumándonos a quienes se revelan contra esa circunstancia so pena de adelantar el fatídico momento. Pero siendo cuestión de probabilidades y teniendo todas en contra incluso sin hacer nada, mejor es sacrificarse por un futuro mejor, que esperar sentado el mismo destino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: