En cada Exito, En cada Fracaso


Por un año más extrañando tu sonrisa y esa felicidad de celebrar tu cumpleaños…

Cada día te recuerdo, no hay manera de evitarlo
En cada cosa que sucede, en cada éxito y fracaso
Y siempre ocurre lo mismo, sin que pueda controlarlo
Ruego por que estés aquí presente, para celebrar todo con un abrazo

Los éxitos son importantes, por ellos siempre luchamos
Con cada uno que me pasa, recuerdo cuánto conversamos
Viviste convencida de todo lo que lograría
y me cuesta mucho entender cómo desde siempre lo sabías

Es en esos momentos, cuando celebro lo logrado
Cuando estoy con mi familia compartiendo con agrado
Que se me hace tan grande tu ausencia, para decirte emocionado
Que siempre tuviste la razón, a pesar de haberlo dudado

Y cuando, inevitablemente, no logro lo esperado
Cuando la frustración me embarga, cuando me siento derrotado
Se me hace imprescindible tu voz, que como bálsamo sagrado
Calmaba todas mis angustias, me hacía sentir de nuevo centrado

18 años ya han pasado desde que tuviste que dejarnos
Cada día transcurrido recuerdo cuánto planificamos
Lo que querías que hiciera, cómo quería yo lograrlo
Por eso siempre estarás presente, en cada éxito, en cada fracaso

Graciassss Totalesssss!!!!


En estos día me ha tocado analizar mucho todo lo que hago. Es una de esas épocas en las que el cambio se presenta sin aviso, lo cual, para los que somos esclavos del control, representa todo un reto, ya que hace que se mueva todo lo que se ha venido construyendo. El resultado ha sido excepcional! y sin ninguna duda aseguro que todo cambio es para bien!

En esos momentos aciagos en los que abruman las circunstancias, nada mejor que buscar en la experiencia y encontrar todas las similares que se han superado, y así saber que todo pasará. Y en esos recuerdos surgen joyas que también permiten ver cómo se han alcanzado cosas que jamás se habían siquiera imaginado…

Por ello, con lo más profundo de mi alma doy GRACIAS por todo lo que me ha sucedido, lo bueno, que reafirma lo positivo de la vida; lo malo que representa la oportunidad de aprender y crecer, y prepararse para lo bueno. No puedo más que estar muy agradecido con todo lo que he vivido, lo cual planifico compartir por este medio. Llegada la mitad del año, he cumplido con el plan que me propuse al final del pasado, así que no puedo más que seguir adelante con ese plan, y todo lo que trae.

Gracias!

Valores perdidos o simplemente hijosdeputa?


Cada ladrón juzga por su condición” es un dicho muy popular que indica una realidad típica de los seres humanos: cada quien ve el mundo de acuerdo a los valores y cultura desarrollados. Por eso es tan importante la educación, tanto la que se recibe en la casa, como la formal, las cuales nos forman desde que llegamos a este mundo. Esa educación conforma los valores que nos guiarán en nuestras vidas, y que permitirán que seamos seres de bien (o de mal). Entonces, de acuerdo a esos valores que tenemos, valoramos lo que sucede a nuestro alrededor, y determinamos si es algo bueno o malo.

A pesar de que me esfuerzo por no opinar sobre lo que sucede en Venezuela, me es inevitable tratar de entender, en los muchos momentos en los cuales rasgo los jirones de mi esperanza, me surge la pregunta de cómo esa gente que está en el gobierno de Maduro hace para ser como es. No hay manera de encontrarle sentido a alguien que por una parte decide invertir millones de dolares en armas, por otra dice que no se puede comprar medicinas ni tratamientos médicos por el bloqueo de estados unidos… Eso, y todo, TODO lo que hacen, tiene definitivamente una lógica que les hace sentido a ellos, los únicos beneficiados, pero las consecuencias de todo eso son tan aberrantes, que me cuesta entender cómo logran conciliar el sueño.

Como quizás le sucede a muchas personas, usualmente hay algunos momentos en el día en los que inevitablemente reflexiono sobre lo que vivo, lo que hago, lo que me sucede, y en esos momentos voy definiendo las acciones para corregir los errores, internalizar las cosas buenas, y en general tratar de vivir de acuerdo a mis principios y valores. Ahora, me cuesta imaginarme a un Maduro acostándose y pensando “bueno, seguramente hoy se murieron miles de enfermos de cáncer, pero es mejor, así seremos un pueblo sano, así que mantendré mi estrategia“; o a un Jorge Rodríguez autoanalizándose con su sonrisa enferma y pensando “hoy le metí el palo a toda Venezuela, mintiendo de manera descarada, pero eso, eso me gusta y es por lo que me pagan! Mi papá debe estar orgulloso de Delcy y de mi“. Y así, muchos mas ejemplos podría dar que, de alguna manera, retan mi capacidad de impresión, y que inevitablemente me hacen preguntarme: es que sencillamente perdieron sus valores? O simplemente, sin darle muchas vueltas, son una cuerda de Hijosdeputa?