Archive for the ‘Personal’ Category

Un año en perspectiva…

noviembre 5, 2017

Mi última publicación fué casi hace un año. No tomé la decisión de dejar de escribir; de hecho, no he dejado de hacerlo, pero las circuntancias comenzaron a sobrepasarme y puse en una prioridad menor el compartir lo que pienso como lo he hecho desde hace tanto tiempo. Lo que sí hice fué mantenerme escribiendo sobre la base diaria, o al menos intentándolo, y al leer todo lo que ha sucedido, veo que tengo material como para un libro que podría llegar a ser un Best Seller. Muchas veces uno sueña con oportunidades esperando que se presenten con Bombos y Platillos anuciándose como tales, pero la realidad es que sólo al mirar atrás y ver lo que se ha logrado, es que se pueden ver los logros y resultados de dichas oportunidades.

Retos en áreas que jamás pensé que me tocarían; Roles simultáneos; Situaciones muy delicadas; Decisiones radicales sobre cambios de planes… Y aquí estoy! Sintiéndome renovado y con mucha fuerza para asumir muchas y mayores responsabilidades.

En un evento reciente con todo el equipo de Líderes con quienes tengo el honor de trabajar, comentaba cómo en el útimo año habí logrado alcanzar las metas laborales que me había propuesto. Y me preguntaron cómo lo había logrado. Mi respuesta se remontó a una de las primeras oportunidades que tuve, hace unos 30 años, y cómo la actitud que afortunadamente tengo me ha llevado dónde estoy. Les decía que debían establecer sus metas, trabajar de manera constante, y aprovechar cada oportunidad. Eso sí, aclaraba yo, “las oportunidades no se presentan anunciándose como tales”. Les comenté que la única manera de saber si se había aprovechado una oportunidad era luego de haberlo hecho. Suena un poco disparatado, pero no conozco otro método que el que yo mismo he utilizado. Se presenta una situación que de entrada presenta retos que van más allá de lo que uno considera que debe o puede atender; las dudas lo inundan a uno; generalmente salen a la luz pensamientos como “no me pagan para eso”, o “por qué yo y no otro”; y al final, sólo hay una persona que puede decidir: uno mismo. Se puede pensar en la suerte, pero no es determinante su influencia. Solo la decisión tomada, la constancia y la preparación previa son las que guían el proceso, hasta que un día, cuando se ve lo alcanzado, la impresión hace que surja el orgullo y la incredulidad por lo alcanzado…

Sigo adelante, confiado en mis capacidades, y preparándome cada día para lo que me pueda deparar el destino. Ya no me preocupa qué me tocará, sino estar preparado para lo que llegue. Y, compartir, compartir mi experiencia para que otros, en su proceso de preparación, la puedan utilizar como guía.

Anuncios

Reflexión de la semana: Asombro!

noviembre 26, 2016

reflexionesUno no puede perder la capacidad de asombro. Es como una fuerza que lo hace a uno moverse. A veces avanzar, a veces retroceder, pero al final es una fuerza que, si se aprovecha bien, sin lugar a dudas ayuda a avanzar hacia las metas que se tienen. La semana la comencé con esta frase de Dan Miller: “Don’t wait on perfect conditions for success to happen; just go ahead and do something“. Es como una costumbre, quizás de defensa ante la posibilidad de fracaso, que uno espere por condiciones perfectas para poder enrumbarse en un plan de acciones. Recuerdo cuántas veces el Sr. Luis (uno de mis jefes) decía “lo perfecto es enemigo de lo oportuno”. Las circunstancias siempre están cambiando, y uno solo debe estar preparado para cuando le lleguen poder aprovecharlas. Luego, encontré esta frase de Wayne Dyer: “The only limits you have are the limits you believe“. Wayne Dyer es una de las personas que mas admiro, y aquí les dejo el enlace a “El Cambio“, una película para que ingresen en su mundo. En mi caso me ha asombrado como he descubierto que efectivamente muchos de los límites que uno asume son los que yo mismo he creado y alimentado durante muchos años. Descubrirlos ha sido mas fácil que asumirlos y atacarlos luego de ello. Es un proceso, una opción que siempre se tiene disponible, pero que depende únicamente de uno mismo. No hay excusa. Luego, nos llegó la noticia de la muerte del papá de mi comadre Cecilia, el Dr. Arturo Cuesta. Fueron muchos momentos fantásticos los que compartimos con él. Su forma de hablar, de ser, siempre me gustó, y por mi forma de ser, pues me encantaba hablar con él, y como psiquiatra siempre sentía que estaba analizándome y preguntándose de donde había salido yo y sobre todo cómo había sobrevivido en este mundo. Siempre le hacía chistes con el hecho de que estaría escribiendo una enciclopedia psiquiatrica solo con lo que hablaba conmigo. Siempre recordaré esos momentos, y al enterarme se me hizo evidente compartir esta frase de Maya Angelou: “People will forget what you said. People will forget what you did, but they will never forget how you made them feel“. Dios lo tendrá siempre en la Gloria Dr. Arturo!

Muchas veces uno ve a otros como “exitosos”, y se pregunta cómo lo hicieron. Hay que desligarse de los límites autoimpuestos, y hacer uso de las lecciones de vida que comenta Kristi Yamaguchi en su frase: “Focus, discipline, hard work, goal setting and, of course, the thrill of finally achieving your goals. These are all lessons in life“. Al hacerlo, se vivirá asombrado de los resultados que se obtienen. Y en esa lucha diaria que se debe dar uno interactúa con tanta gente, y muchas veces se viene a la cabeza esa pregunta de cómo lo verán a uno; y ante esa circunstancia, se trata uno de adaptar, pero lo importante del tema lo expresa Shelly-Ann Fraser-Pryce en su frase: “A person’s view of you is not important. What is important is your view of yourself“. Y sobre como nos vemos nosotros mismos, y particularmente en mi caso, siempre recuerdo como mi papá me decía “piensa tres veces antes de hablar”, y luego, con el paso del tiempo, he aprendido que no es sólo lo que uno pueda decir lo que resulta importante, y esta frase del Dalai Lama resulta perfecta para complementar el comentario: “When you talk, you are only repeating what you already know. But if you listen, you may learn something new“. La frase de mi papá la complemento, entonces, como “piensa 3 veces lo que vas a decir, y en el interín, escucha…”. Uno puede hacer lo que quiera, pedir lo que sea, pero al final, lo que va a suceder mañana depende en gran parte de nuestras acciones, así como también de la voluntad de Dios, y en ese sentido, una frase de Jesucristo como recordatorio: “Take therefore no though for the morrow: for the morrow shall take thought for the things of itself“.

No sabemos que nos tiene deparado el futuro, pero si podemos trabajar, muy duro, para estar preparados y aprovechar las oportunidades que se nos puedan presentar. No es importante lo que piensen de nosotros, sino cómo nos veamos, siempre buscando vernos como somos, para lograr estar en armonía con nosotros mismos. Y al final, siempre nos recordarán por cómo hicimos sentir a los demás. No es cómo somos, ni lo que hacemos, sino cómo impactamos en la vida de los demás lo que crea nuestra huella.

GERENCIA CUÁNTICA: UNA VISIÓN EMERGENTE PARA LAS ORGANIZACIONES

noviembre 26, 2016

El título de este post corresponde al de un libro. Un libro que tiene la particularidad de que, aparte de su contenido y proyección, el Dr. Rubén Bravo me concedió el honor de hacerle el prólogo. Es de esas sorpresas que te dá la vida, esos sueños que sí se hacen realidad. Así que sin más preámbulo, les dejo el prólogo, y el enlace al libro, esperando sea de su agrado e interés como lo es sen mi caso. Y pronto tendremos más sobre el tema!

51og1qlgoolEntre el siglo XX y el XXI, hemos podido observar cambios radicales en los conceptos y formas de hacer las cosas. Las organizaciones han “evolucionado”, requiriendo una adaptación de quienes las conforman y dirigen a sus nuevas formas. Los avances tecnológicos permanecen como factores de presión que prácticamente obligan a ese proceso de adaptación, del cual sobreviven sólo las organizaciones (y por supuesto quienes las componen) que logran adaptarse en forma exitosa; sin embargo, ha permanecido ese concepto cuantitativo-reduccionista basado en el paradigma cartesiano-newtoniano. Según este, basado en los enunciados de Copérnico, Galileo, Descartes y Newton, todo puede ser explicado a través de la matematización de la naturaleza y el control experimental de los fenómenos, lo cual representa la base fundamental que sostuvo (y en algunos casos lo sigue haciendo) de esos avances. Pero para quienes tenemos oportunidad de vivir inmersos en las realidades de las organizaciones actuales, se hace evidente la necesidad de “algo” que termine de proveer las herramientas necesarias para una conducción efectiva de las mismas. La sola aplicación de los conceptos gerenciales modernos no logra llevar a los resultados propuestos. El entramado multidimensional al que se está sometido, mucho más profundo con el surgimiento de las herramientas post-modernas como lo son las redes sociales y la inmediatez de las comunicaciones, presenta un reto inmenso a quienes se preparan para liderar el quehacer diario de las organizaciones a las cuales pertenecen. Ya no es suficiente contar con un gran cúmulo de conocimiento, e incluso la experiencia se hace inútil en los casos en los que cambian algunas variables o condiciones con respecto a las que permitieron su construcción, de manera que se identifica un espacio vacío que pareciera poder llenarse con “algo” no disponible.

Ante el hecho de la construcción del marco en el cual se desarrollan las organizaciones modernas basado en ese paradigma cartesiano.newtoniano, surge, a partir del año 1900 con la introducción por parte del físico alemán Max Planck (1858-1947) de la teoría cuántica, un nuevo marco conceptual que permitirá el desarrollo de la organización post-moderna. Esta nueva organización requerirá, entonces, estar conformada por quienes adopten un pensamiento ya no determinístico sino probabilístico que conlleve a las organizaciones a las cuales pertenecen a comportarse como seres vivos, más que como máquinas. En ese sentido, en este libro Ruben Bravo analiza la evolución de esas bases seculares que conformaron la organización moderna, y el impacto del advenimiento del pensamiento post-moderno, para entonces plantear el concepto de Gerencia Cuántica como método para llenar esa fisura epistemológica, ese “algo” que se hace tan evidente que se requiere para la evolución de las organizaciones modernas a un pensamiento post-moderno que, de ser aceptado, ofrecerá mayores oportunidades a alcanzar los resultados planteados por medio de la consideración de aspectos que hasta ahora simplemente no se tomaban en cuenta bajo la óptica del modelo basado en la física clásica.

Este viaje por el cual nos conduce el autor que va desde los comienzos de la física clásica, hasta los últimos avances de la física cuántica como base para el desarrollo del concepto de Gerencia Cuántica permitirán al lector encontrar muchas respuestas a preguntas diarias sobre el origen de las actividades que realizamos hoy en día como parte de la organización moderna, y ofrece una visión al futuro de acuerdo a los planteamientos de la física cuántica que resulta mucho más natural y aceptable, así como presenta el perfil que requerirá todo aquel que pretenda alcanzar el éxito en esa organización post-moderna representado en el Gerente Cuántico.

 

Reflexión de la semana: Equipo

noviembre 12, 2016

reflexionesHoy en día se ha vuelto un lugar común hablar de equipo, y por supuesto, inevitablemente, de liderazgo. Y quizás el problema al que nos enfrentamos en esta etapa de trabajo en equipo y liderazgo es que esperamos que los resultados sean algo exógeno a nosotros, algo propio “del equipo”, de manera que al no alcanzarlos, delegamos la responsabilidad o los motivos al hecho de que los demás no tuvieron la misma disposición de trabajar en conjunto que tuvo uno. Siempre es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio, reza el dicho popular, pero en la medida en que entendamos, y mejor aún, que actuemos con la disposición de darlo todo en lo individual, demostrando con nuestro ejemplo el potencial que tiene el equipo al que pertenecemos si todos hacemos lo mismo, inevitablemente obtendremos los resultados planteados; y si no, pues podremos estar orgullosos de que dimos todo lo necesario y que fuimos honestos con quienes compartimos la aventura.

Es muy fácil escudar la falta de acción en función de las reglas establecidas, pero cuando de alcanzar las metas se trata, en muchas oportunidades se debe luchar en función de modificar el marco establecido. En ese sentido, esta semana comencé con la frase de Vishen Lakhiani: “There´s a big difference between bending to life’s necessities and blindly accepting that you must live your life according to preconceived rules“. No se trata de ir en contra de todo, sino de entender cuales son las razones que impiden avanzar en el camino hacia la meta, y actuar. Esto puede significar, en el entorno de un equipo de trabajo, simplemente hablar con alguien, conocer de sus circunstancias, ver más allá de lo que parece evidente. Los estoicos nos dejaron una gran herencia en cuanto a conocimiento se refiere, y de Seneca escogí esta frase: “We like to say that we don’t get to choose our parents, that they were given by chance – yet, we can truly choose whose children we wish to be“. Ciertamente, no escogemos a nuestros padres, pero sin lugar a dudas podemos decidir qué hijos queremos ser, lo cual aplica no sólo en el ámbito familiar, sino en el referente a un equipo al cual pertenezcamos. Quién vamos a ser, que aporte vamos a dar, es una decisión que tomamos nosotros. Independientemente de los factores externos, está en nuestro total control la actitud con la cual vamos a enfrentar todo reto o circunstancia que se nos presente, y al final, no será responsable “el equipo”, sino nosotros, cada uno de sus miembros, de los resultados que obtengamos. Por ello es imprescindible conocerse, ser honestos primero con nosotros mismos, para luego poder ser honestos con nuestros compañeros, de manera de poder establecer relaciones de confianza que, sin lugar a dudas, terminarán llevando a todos a la meta común.

La siguiente frase fué una reacción ante las circunstancias. Maximilien Robespierre nos dice: “The secret of freedom lies in educating people, whereas the secret of tyranny is in keeping them ignorant“. Muy a menudo nos vemos sometidos a circunstancias que nos presentan grandes riesgos, así como oportunidades. Por alguna razón, nos es más fácil identificar los riesgos como excusa ante la inacción producida por la incertidumbre; y cuán difícil es identificar las oportunidades. Ante la inquietud por el riesgo percibido, no queda más remedio que esperar que el tiempo muestre si teníamos razón en nuestra percepción, o trabajar en función de disminuir el riesgo, pero esto último no siempre es posible, por lo cual la única opción es esperar, y en mi opinión, hay que hacerlo con la mayor convicción de que las cosas serán como esperamos, y no como tememos. Ante esas circunstancias, donde poco podemos hacer para mitigar el riesgo, debemos hacer un gran esfuerzo y seguir adelante con nuestras vidas, siempre pendientes de lo que suceda, y evaluando si hay alguna posibilidad de participación. En tal sentido, no me queda otra cosa más que confiar en lo que Irving Berlin expresó en su canción “God Bless América” (y que nos bendiga a todos los demás países del mundo también).

Siguió Michael Eisner con su frase: “Failure is good as long as it doesn’t become a habit“. Mucho se ha dicho y escrito acerca del fracaso, y en mi opinión, no se debe temer a alcanzarlo. Lo que hay que preveer es que no podemos ir de fracaso en fracaso en forma contínua. En la historia hay miles de relatos acerca de aquellos que luego de muchos fracasos lograron alcanzar el éxito de sus vidas, y uno mismo tiene sus propias historias al respecto. Lo importante es tener la capacidad de evaluar las circunstancias e intentar nuevamente, pero con algún cambio, porque como dijo Einstein: “Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados“. La siguiente frase, de Jay Danzie, me es muy familiar y cercana: “Your SMILE is your LOGO, Your personality is your BUSINESS CARD, How you leave others feeling after having an experience with you becomes your TRADEMARK“. Mi mamá en muchas oportunidades me dijo que yo la desarmaba con la sonrisa, siempre presente, y afortunadamente siempre he podido mantenerme con una actitud positiva y ofreciendo mi mejor sonrisa a la mayoría de las circunstancias de la vida. Incluso, y me pasó hace poco, en los momentos en que estoy muy nervioso, muestro una sonrisa y hasta me río, lo cual en ciertos momentos resulta difícil de entender (y mucho más de explicar). En los Scouts aprendí que “[el Scout] siempre canta y sonríe en sus dificultades”, y siempre ha sido mi forma de actuar. Y resulta ser una actitud importante cuando se esta en un equipo y se enfrentan momentos difíciles. Al final, esa experiencia es la que se dejará en cada una de las personas con las cuales interactuamos, y, en mi opinión, es mejor que te recuerden por tu sonrisa y buena actitud.

Y para finalizar la semana, nuevamente los estoicos me alumbraron el camino. Epicteto me impactó con su frase: “The greater the difficulty the more glory in surmounting it. Skillful pilots gain their reputation from storms and tempests“. Siempre estaremos enfrentados a circunstancias difíciles, y está en nosotros aprender a lidiar con cada una de ellas. La duda y el temor nos acecharán, pero si nos preparamos, podremos utilizarlos en nuestro favor. Y en un equipo de trabajo, ante las dudas que surjan de la posibilidad de éxito, hay que comenzar remontando nuestros temores para infundir al resto la confianza en sobreponerse a las circunstancias. Y lo importante es que cada uno de nosotros está expuesto a ser quien lidere en esos momentos al equipo, por lo cual se debe tener la confianza en las capacidades propias. Las oportunidades no siempre vienen en forma de lámpara mágica, y de lo que muchos piensan que son las peores circunstancias podemos resultar uno de esos líderes casi mitológicos. Sólo hace falta que estemos dispuestos a arriesgarnos, que confiemos en nuestra preparación, que seamos absolutamente honestos, y que tengamos la humildad siempre requerida para destacarnos no sobre los demás, sino sobre las circunstancias.

Recuperando mi biblioteca (Parte 1 de 2)

agosto 27, 2016

Desde que nací, en mi casa había una biblioteca. En un momento fué tan grande que llenaba, ella sola, todo un cuarto. Mi papá y mi mamá siempre estaban leyendo; mi papá en su maletín siempre tenía libros. Cuando nos mudábamos, la mitad del esfuerzo era por los libros. Así crecí y, por supuesto, en mi casa siempre ha habido una biblioteca.

Para mi, pocas cosas son tan personales como un libro. Recuerdo cada libro que me han regalado, y me viene a la mente el momento y lo que sentía al leerlos. Lo que he comprado, esa es otra historia, ya que soy de los que se meten en las librerías y hojeo los que por el título me llaman más la atención, y en esa lectura rápida siento que por alguna razón debo comprarlos, con lo cual paso a la segunda fase, que es el tema del precio. Cuando el tiempo me lo permitía, me dedicaba a buscar ese “click” entre los libros de bajo costo, y lograba conseguir algunas joyas. De vez en cuando me daba un lujazo al compmrar un libro de esos que, por lo general, eran los que más me gustaban, pero también eran los más costosos. Y están los libros heredados. Esos que siempre vi en la biblioteca de la casa, o en el maletín de mi papá, o en su mesa de noche, o del que con tanta emoción contaba algo. De esos son varios los que siempre tuve en mi biblioteca.

Debo confesar que tengo una relación que puede entenderse como muy extraña con los libros. Para mí, es necesario tener no solo una lista sino los libros que voy a leer. No tenerlos es como que no hay más nada que hacer, que es el final del camino, por lo cual siempre me mantengo comprando libros y llenando mi biblioteca. Esto ha implicado la necesidad de ir requiriendo más espacio para mis libros, que se traduce en más espacio por ocupar en la casa, lo cual no es de los motivos más resaltantes de alegría para mi esposa, por lo que, al no tener más espacio para mis libros, lo que hacía era “atapuzar” las bibliotecas por todos lados. Para mi, ver mis libros siempre ha sido importante. Nada como llegar a la casa con una idea en la cabeza y seguro de que las respuestas están en mis libros, e ir a mi biblioteca y comenzar a buscar. Ir hojeando a los que se parecen al que busco, encontrar muchas cosas interesantes que no buscaba, poner en el tope de la lista alguno que otro libro para leerlo y al final encontrar lo que buscaba. O, como entiendo que hacemos muchos de los fanáticos a la lectura, en ese momento antes de ir al baño, buscar, ya con los pelitos parados, ese libro que tiene la lectura ideal para esos minutos de gloria…

Obviamente, por más que uno intente, toda biblioteca tiene una capacidad física que es imposible de cambiar, de manera que cuando comencé a necesitar más espacio para mis libros… me hicieron entender que había otras prioridades… y comencé a preocuparme. Una opción era salir de algunos libros para tener espacio disponible, pero no!, jamás salir de mis libros! Pero, los tiempos habían avanzado, y comencé a pensar que la solución era tener un Kindle. La opción era tentadora: tener disponible todos mis libros sin ocupar espacio. Comencé a leer y había, como en todo, los detractores y los entusiastas. Los primeros decían que se perdía el “feeling” de un libro verdadero, que no era lo mismo por el peso, etc. La verdad es que yo, como he sido apasionado de la tecnología, pues no tenía problema de probar. Al final, en un viaje que hice a los Estados Unidos, se me presentó la oportunidad. Tenía el dinero, la necesidad, el plan, y para las dudas, mi amigo Andrews me dió el empujón que final que necesitaba y me compré mi Kindle. Luego de algún tiempo me acostumbré y me volví fiel usuario. Quizás el único problema que encontré fué el precio de los libros, pero era algo manejable. Tenía mi biblioteca con mis libros de verdad, y ahora podía seguir ampliando mi lista a futuro de lectura sin ocupar mas espacio que el del kindle. Pero, llegó el momento en que tuvimos que mudarnos nuevamente, sólo que ésa vez era de país. Por el costo, sencillamente se hacía imposible llevarme mis libros, por lo cual decidí donarlos. Los conté todos, revisé cada uno en búsqueda de hojas o cosas que a veces se dejan en los libros. Siempre tuve la costumbre de escribir en la primera hoja de cada libro mi nombre y la fecha en la cual comencé a leerlo, de manera que cada libro que iba revisando me decía cuándo lo había leído por primera vez. Los conté, anoté los títulos, y los metí en las bolsas donde finalmente los llevé a la biblioteca donde tenía la esperanza de que serían tratados tan bien o mejor de como los traté yo. Así, solo tenía la lista de mis libros viejos, mas los que conformaban mi colección en digital. Para el kindle, encontré la manera de ubicar libros buenos a muy bajo precio e incluso gratis, de manera que la lista en digital ya triplicaba la cantidad de los que tuve en papel. Pero el sistema, por mas bueno, no me era satisfactorio.

Tenía los libros en el Kindle, pero para verlos todos no era fácil ni cómodo. En Amazon, se tiene la lista de todos los libros comprados, y aunque se pueden hacer más listas, pues no es ni cercano a esa capacidad de ver los libros como cuando se tienen en una biblioteca. Comencé a utilizar Goodreads, y es bueno, pero tampoco provee esa libertad de ver los libros e interactuar con ellos como lo hacía antes. En esa búsqueda de métodos de organización personal, comencé a utilizar Trello. Al comienzo, principalmente para cosas relacionadas con mi trabajo, pero después comencé a inventar, para al final llegar a una solución que, al menos en mi caso, cubre la mayoría de mis necesidades considerando las opciones disponibles con los libros en digital.

En la segunda parte, detallaré lo que hice, cómo lo uso y cuán satisfecho estoy con el método. Por ahora, dejo la imagen de mi nueva biblioteca, la cual siempre llevo a todo sitio donde voy…

Biblioteca Trello

AQNMC Capítulo 6: El interés mueve montañas, pero hay que pagar

agosto 20, 2016

IMG_0554

Nada más típico que una comprita en el Rattan de la 4 de Mayo – Isla de Margarita

De aquellos días cuando pasábamos las vacaciones en la Isla de Margarita, cuento cuando quisimos hacer una buena obra, a pesar del consejo de mi mamá, y cómo terminó aquella decisión…

AQNMC Capítulo 5: El Provecho de Cada Oportunidad

agosto 6, 2016

En este capítulo cuento sobre cómo distintas decisiones que se toman conllevan a oportunidades que, mucha veces en forma inconsciente, decidimos aprovecharlas, o no, y que al final conforman el camino que te va llevando por el tránsito de la vida.
“Definitivamente, el secreto no es contar con la habilidad de tomar las decisiones correctas y en forma oportuna. De hecho, no hay secreto realmente…”

El cuento comienza con el primer Congreso de Ingeniería de Sistemas al cual asistí, lo cual conllevó a una serie de eventos que forman parte del background de experiencia que he logrado acumular…

I congreso sistemas

 

Estoy de acuerdo contigo, pero estás totalmente equivocado!

julio 10, 2016

Carlos Jesús Rivas Pérez nos ha entretenido en las últimas horas con un artículo de su autoría que lleva como título “El que se quiera ir de Venezuela que se vaya, pero sin título“. La verdad es que ha sido imposible no escribir al respecto, no en respuesta, ya que ni el ni nadie de los acólitos al gobierno escuchan ni leen ni entienden ni les interesa nada que haga mención a ellos sin comenzar ni terminar con un “Chávez Vive!”. Sin embargo, en vista de que efectivamente estoy de acuerdo con el en parte de su idea, pues a continuación la expongo, e indico lo que opino al respecto.

Carlos Jesús escribió:

Por ejemplo, la respuesta a la guerra económica fue muy tardía y ya ven por dónde vamos.
Se deberían tomar medidas inmediatas como:

1. Que todo profesional de áreas de necesidades especiales, como la salud o producción industrial, que tenga menos de 10 años de ejercicio en Venezuela, NO pueda irse a ejercer a otro país.

2. Que ningún egresado de una universidad pública, financiada por el estado Venezolano, pueda ir a ejercer su profesión a otro país.

Todo esto bajo regulaciones especiales y una comisión que estudie cada caso para que las decisiones en este sentido sean justas y favorezcan las necesidades de nuestra nación.

Así que, quien quiera irse de Venezuela con un título de profesional universitario, que se lo pague el mismo en una universidad privada y no usufructúe los recursos de la nación para luego ir a otro país a darle el beneficio de lo que aprendió aquí.

Y por supuesto, que todos los jóvenes venezolanos se pongan a leer y estudiar lo que verdaderamente ocurre en Venezuela. Que analicen si vale la pena abandonar su país cuando más los necesita, eso es no tener amor por la patria. Es como que si en el momento que tus padres tengan problemas económicos tu optes por irte de la casa en vez de luchar por ellos y a su lado.

Los jóvenes tienen que saber que tienen el poder de cambiar lo que tengan que cambiar, que tienen el poder de construir un país de iguales oportunidades para todos.

Estimado Carlos Jesús. Como indiqué anteriormente, concuerdo contigo en el hecho de que no es justo que una inversión que hace el país, como es en sus profesionales, termine siendo usufructuada por otros países. Ciertamente, yo apoyaría que todos los que estudiamos en una Universidad, deberíamos retornar el valor de la inversión. De esa manera, daríamos oportunidad a muchos otros de lograr ese mismo objetivo que nosotros. Ahora bien, yo te pregunto: te estás refiriendo a la inversión que está haciendo tu gobierno en las Universidades? Por ejemplo, te comento que mi mamá murió, tal como tu Comandante, hace ya 15 años, y aún no se han dignado a pagarle sus prestaciones sociales. Y por si acaso, te aclaro que es la UNELLEZ, en Barinas, el estado que vió nacer a la gloria de Sabaneta, y donde tus compatriotas han estado a cargo desde lo que ya parecen tiempos inmemoriales. O quizás te refieras a la inversión que hacen en una Universidad como la de Los Andes, donde hasta los perros comen mejor que los estudiantes en el comedor por la falta de recursos que, nuevamente, tu gobierno, se niega a proveer. O quizás te refieras a la Universidad donde los Profesores ganan menos que un bachaquero… En fin, que por una parte pareciera que estamos hablando de dos países distintos. Pero por otra parte, quisiera que me aclararas si estas considerando el anti-futuro al que se enfrentan mis compatriotas cuando, con mucho sacrificio, terminan sus carreras universitarias. Dime tu, Carlos Jesús, que empresa del estado ofrece oportunidades tan sólo de empleo a esos nuevos egresados? Será PDVSA? SIDOR? o alguna otra como sucedía, casualmente, hasta que llegó la revolución? O sabes de alguna empresa privada que esté ofreciendo oportunidades de empleo que provea lo necesario para vivir una vida decente, en lugar de una vía de supervivencia? Será que ocultas detrás de tus letras alguna buena noticia que no conocemos y le estás jugando adelantado a tus congéneres revolucionarios?

La verdad es que no debería, basado en la historia de los gobiernos populistas y totalitarios como del que concluyo que formas parte, impresionarme con tu propuesta, pero sigue siendo la fórmula mágica de ustedes el opinar y tomar decisiones en función de visiones infinitesimales y obviamente sin la consideración de la crítica a sus acciones y resultados. Me gustaría saber, en el caso hipotético de que tengas un hijo, si despojado de tus contactos oficiales lo inscribirías en una universidad venezolana. Si lo dejarías vivir de lo que le provee un comedor universitario, y si le recomendarías asistir a un hospital universitario en las actuales circuntancias. Me gustaría saber si vivirías despreocupado por la vida que llevaría tu vástago con un sueldo como el que ganan los profesionales, independientemente de su capacidad, preparación y experiencia, actualmente. De verdad, Carlos Jesús, que me gustaría conocerte, porque alguien que se atreve a hacer pública una propuesta como la tuya, de verdad que es digno de admirar.

Te recomiendo, Carlos Javier, que te des una pasada por el aeropuerto de Maiquetía cualquier día, a cualquier hora, y que veas si las lágrimas de quienes se despiden son de cocodrilo. Incluso, Carlos Javier, atrévete, ya que tan valiente eres, a preguntar a cualquiera si se sienten felices por el hecho de despedir a ese muchacho, muchacha, hombre, mujer o familia que se va en busca de lo que Venezuela, TU Venezuela, nos arrebató, y que ahora, con valientes como tú, pretenden justificar.

A mis papás

junio 19, 2016

primeros_dias_000801

La verdad es que no puedo sentirme más feliz por ser hijo de mi papá. El que me haya tocado él, definitivamente es un evento universal que demuestra que los milagros sí existen. Las circunstancias nos mueven de forma extraña en este paso por la vida, pero hay cosas que a pesar de los cambios, muchos de ellos inesperados y realmente no deseados, permanecen fijas, detenidas en el tiempo. Enseñanzas (a veces “reforzadas” por necesidad y para afianzar el aprendizaje), ejemplos, exigencia de ser un hombre de bien… Los recuerdos es difícil que desaparezcan, y yo me esfuerzo en mantenerlos vivos. No soy más que el producto de un amor ente dos personas, con la misión de mantener vivo ese amor, ahora con y para mi familia. Jamás podré llegar a ser como mi papá, pero me mantendré en el camino, por más difícil que sea, con el norte de alcanzarlo en sabiduría, paciencia y comprensión.

primeros_dias_0002Y, afortunadamente, puedo decir con mucho orgullo que también hay otros papás por y con quienes celebrar este día. Mi Padrino, siempre, siempre conmigo, y mi suegro, quien bastante paciencia tuvo (y sigue teniendo) desde hace mas de 20 años (y sobre todo en los primeros).

Ahora, es mi hija la que me abraza y me felicita por mi día, y me hace recordar ese gran compromiso que tengo de ser como estos padres que la vida me ha dado para ella. De que jamás se sienta sola, de que tenga la confianza de encontrarme aún cuando no me busque o necesite, y que a pesar de los cambios por los que la vida nos haga pasar, que siempre, siempre, estaré allí para ella.

FELIZ DIA DEL PADRE!

AQNMC Capítulo 3: Las dos vidas que salvé

junio 19, 2016

 primeros_dias_0004Ya disponible el nuevo capítulo de mi podcast A Que No Me Crees, en el que cuento de las dos oportunidades en las que tuve que correr para salvar una vida.

Y en el siguiente medio capítulo, estaré detallando los 7 capítulos restantes de esta primera temporada. Cuando me senté a recordar lo que podía contar, la lista se hizo tan, pero tan larga, que preferí organizarla por temporadas, y entre capítulos estaré insertando algunos cuentos más cortos que también espero sean del agrado de todos.

Aquí les dejo el enlace a este nuevo capítulo y la opción de escucharlo de una vez.